•   Bilwi, RACN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los conflictos de tierras, entre indígenas y colonos, una vez más, afectan el transporte entre la ciudad de Bilwi, Waspam y Las Minas, en la Región Autónoma del Caribe Norte. Desde tempranas horas de ayer, varias familias mestizas de Nazaret instalaron un tranque en protesta por las expulsiones de los colonos del territorio de Tungla. Debido a esto, una persona resultó murió y varios mestizos fueron retenidos.

Los transportistas, que circulan por la zona desde ayer, se quejan de los retrasos de hasta dos horas que deben soportar, pues los dirigentes del tranque ubicado a unos 60 kilómetros sobre la vía Rosita-Puerto Cabezas ordenaron retenes escalonados.

El comisionado mayor Yuri Valle, jefe departamental de la delegación policial de Puerto Cabezas y Waspam, confirmó que en la zona de Nazaret “pusieron un tranque, ya que el señor muerto es de esa zona. Él no vivía allá, ni siquiera es colono, andaba comprando cerdos”.

Asimismo, Valle dijo que “la gente demanda que se sostenga una reunión, por lo cual una comisión se está movilizando hacia Bilwi y otra comisión, que la integran el Consejo Ecuménico, está yendo a la zona en conflicto para retornar la tranquilidad”.

El jefe policial recordó que habían acordado con el gobierno territorial de las 10 comunidades y Tasba Pri, conformar dos comisiones que estarían integradas por instancias gubernamentales, la Policía y Ejército. El fin de la comisión es revisar el problema de los mojones; sin embargo, entraron al área en conflicto sin previa autorización.

Medida arbitraria

“Las acciones ya estaban previstas. La gente no puede hacer las cosas al margen de la autoridad, porque ya habíamos hablado con ellos que se iban hacer las cosas en un orden lógico”, observó el jefe policial.

“Enviamos un contingente sobre lo que ha ocurrido. Se sabe que en la escuela de Sagny Laya, se encuentra un grupo de personas que presuntamente son propietarios de las casas que fueron quemadas. Por eso, va una comisión de contingentes de religiosos, para ver cómo está la situación ahí. La idea es que esto se normalice y tranquilice, porque no se puede estar matando la gente por un pedazo de tierra, si hay autoridades y procedimientos, y las cosas se están haciendo como la ley manda”, afirmó el jefe policial.

En tanto, Loran Lavonte Centeno, síndico de Sagnilaya, explicó que iniciaron la etapa de saneamiento por cuenta propia debido a que las instancias gubernamentales no actuaban.

“No fuimos a matar a nadie, fuimos a limpiar nuestro territorio, tenemos 68 personas y le pedimos al Gobierno y a Waldo Muller que saquen al resto de allí, de lo contrario seguiremos con este proceso”, advirtió.

Muller, presidente del territorio Tasba Pri, es señalado de promover la invasión a las 10 comunidades.

 

68 personas

son retenidas como rehenes por los indígenas, quienes exigen el saneamiento de sus territorios.