•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La capacidad de reacción ante el ingreso a territorio nacional de una persona contagiada con el virus del ébola, fue puesta a prueba.

Según se difundió en medios oficiales, la mañana de ayer se activó el protocolo de emergencia establecido por las autoridades de Gobierno ante el eventual ingreso por la vía aérea de un caso positivo de esa enfermedad.

En el ensayo, tras la comunicación de alerta emitida por la tripulación de la aeronave donde se detecta a la persona enferma, los equipos especializados asignados al Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”, se preparan para recibir al enfermo y, apenas la nave toca tierra, entran a la pista para proceder con el manejo de seguridad.

“Ustedes pudieron haber visto que el avión todavía no había bajado a tierra, cuando ya se estaba movilizando la parte de seguridad, la parte del Ministerio de Salud con la ambulancia”, comentó el doctor Carlos Sáenz, director de Vigilancia para la Salud del Minsa quien calificó de exitosa la práctica.

Control en El Guasaule

En tanto el gobierno municipal de Somotillo, en coordinación con el Ministerio de Salud, instala cerca del edificio de la Administración de Aduanas de El Guasaule una cámara térmica para detectar a posibles personas con el virus de ébola.

Una fuente de la comuna de Somotillo informó que en ese lugar funcionará un puesto médico con personal del Ministerio de Salud, Minsa, quienes llevarán un registro de las personas que entran al país a través de ese puesto fronterizo con Honduras.

“Las personas van a ser pasadas por esa cámara. Si acaso presentan fiebre u otros síntomas asociados con esa enfermedad, serán llevadas al puesto de cuarentena ubicado a tres kilómetros de la comunidad Palo Grande, donde permanecerán 21 días en vigilancia sanitaria”, afirmó la fuente.

Asimismo, indicó que por ese puesto fronterizo ingresan al país diariamente unas mil personas.

 

Vigilancia en estación piloto

El capitán de navío Gerardo Roberto Fornos Mendoza, jefe del Distrito Naval del Pacífico, DNP, afirmó que en el Golfo de Fonseca miembros de esa entidad castrense, junto a personal médico, están atentos ante cualquier eventualidad.

Añadió que en Corinto, a tres millas náuticas del puerto, se encuentra una estación piloto donde personal médico y funcionarios de Migración y Extranjería realizan labores de chequeo a las tripulaciones de las embarcaciones.

“Hasta el momento todo está normal, permanecemos atentos y no se ha detectado ningún caso sospechoso de esa enfermedad”, expresó el jefe naval.

En barrios, comunidades y municipios, personal del Ministerio de Salud mantiene jornadas de limpieza, abatización, fumigación e imparte charlas acerca de la prevención del ebola.