elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Embajada de Estados Unidos en Nicaragua anunció hoy la apertura del programa de Fondos de Embajadores para la Preservación Cultural, AFCP, (por sus siglas en inglés), que tiene como fin apoyar proyectos que preserven la cultura y el patrimonio cultural de Nicaragua.

Los fondos para la preservación de la herencia cultural nicaragüense, para el período 2015-2016, tienen un rango de 10,000 a 200,000 dólares que usualmente pueden sostener un proyecto de 12 a 18 meses de duración, indicó la delegación diplomática en un comunicado.

Los AFCP apoyan proyectos para preservar el patrimonio en tres categorías: sitios culturales, objetos culturales y colecciones, y formar de expresión cultural y patrimonio intangible, explicó la embajada estadounidense.

A los fondos pueden aplicar los organismos no gubernamentales (ONG), museos, asociaciones, comités, fundaciones e instituciones protectores de la cultura, indicó.

La fecha límite para recibir propuestas es el 12 de diciembre de 2014, de acuerdo con la información oficial.

Este programa ha apoyado diferentes proyectos culturales en Nicaragua como la restauración de altar barroco, sacristía y techo en tres iglesias católicas; inventarios arqueológicos en los territorios Rama-Kriol, en la Región Autónoma del Caribe, RACS, y norte del país; la protección de la estatuaria en el museo "Gregorio Aguilar Barea" del municipio de Juigalpa; entre otros.

El Fondo de Embajadores para la Preservación Cultural fue establecido en 2001 por el Congreso de Estados Unidos con la base de que la preservación cultural ofrece una oportunidad de mostrar una cara de Estados Unidos distinta a la comercial, política o militar, hacia los otros países del mundo, según la embajada.

Al Departamento de Estado de Estados Unidos se le ha encomendado la responsabilidad de administrar el apoyo y la implementación de los AFCP en los países en vías de desarrollo a través del Centro de Herencia Cultural (CHC, por sus siglas en inglés).