•   RACN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Campesinos arreciaron las protestas en demanda de la liberación de las personas que, desde hace varios días, fueron tomadas como rehenes por parte de los indígenas que decidieron realizar por su cuenta el saneamiento de sus territorios.

La mañana de ayer, un grupo de manifestantes instaló un tranque en el sector de San Pablo Tasba Pri, a unos 60 kilómetros sobre la vía Rosita-Puerto Cabezas, con lo que suman ya dos bloqueos de las vías de este corredor.

Wester Alejandro Espinoza, uno de los dirigentes del tranque, explicó que decidieron protestar porque el choque en el territorio está llegando a un nivel peligroso.

“Nuestra demanda principal es el rescate de toda la gente secuestrada por los indígenas”, dijo Espinoza, hermano del señor Odón Espinoza, quien murió en manos de los indígenas que han expulsado a unas 80 familias del sector de Tungla, jurisdicción del municipio de Puerto Cabezas.

“Estamos aquí, porque hemos comprado esas tierras… Todos somos indígenas, todos somos indios hermano, no hay diferencia entre ellos y nosotros, el tranque será suspendido hasta que nos den respuesta, hasta que liberen a esa gente”, enfatizó.

La disputa por el territorio está afectando seriamente el tráfico por la zona, ya que aunque los protestantes ordenaron liberar el paso cada dos horas, luego de superar el primer retén, a 20 kilómetros se encuentra el otro tranque que fue instalado desde el martes en Nazaret.

Javier Espinoza dijo que piden que regresen a las personas retenidas, pues los están dejando morir de hambre, entre ellos se encuentra su hermano Bismarck Zamora.

“Las condiciones son duras para los retenidos… aquí nadie nos ha dicho nada”, comentó.

Siguen desalojos

Juan Quintero Suárez, quien llegó al tranque de San Pablo, desde la zona conocida como San Pablito, en Tungla, aseguró que ahí los indígenas continuaron el desalojo de otras 60 familias, e incendiaron las casas.

Según Quintero Suárez, el pastor de la comunidad, Hilario Valle, fue llevado con toda su familia por los indígenas.

Destacó que los colonos han reaccionado a las acciones de desalojo que están ejecutando los indígenas del gobierno territorial de las 10 comunidades, de Puerto Cabezas, quienes han iniciado la expulsión de las familias mestizas que están ocupando parte de su territorio. En esa zona hay colectivos de familias que alegan haber pagado por las tierras que ocupan.