•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pese a que la diabetes es una enfermedad con alta incidencia en Nicaragua y puede desatar una serie de complicaciones en los pacientes, el control metabólico y los exámenes periódicos especializados permiten convivir con este padecimiento de forma saludable, asegura el doctor Luis Alemán, jefe de la Clínica de Diabetes, del Hospital Metropolitano Vivian Pellas.

La mayoría de los factores que determinan la diabetes son modificables, dice. Por ello, destaca la importancia de crear conciencia entre la población sobre un estilo de vida saludable, que es el mensaje principal de este año en el Día Mundial de la Diabetes, celebrado cada 14 de noviembre.

¿De cuánto es la prevalencia de la diabetes entre los nicaragüenses?

Nos parecemos muchísimo a los mexicanos en cuanto a porcentaje: México tiene un porcentaje de casi el 24% de su población. Así andamos nosotros entre diabéticos y prediabéticos, o sea, es un índice bastante elevado, la diferencia con los mexicanos es que son millones los habitantes, nosotros somos solo 6 millones más o menos. Según un estudio que se realizó en el 2010, en Centroamérica Nicaragua fue el país que salió más alto con el 12% de prevalencia. Este estudio se hizo en Managua y después se proyectó para toda la población.

 

¿Cuál es el promedio en la región y a qué se debe que en Nicaragua sea tan alta la incidencia de esta enfermedad?

En la región el promedio es de entre el 8% y 9%, y creo que se debe a las costumbres y la comida rica que tenemos, definitivamente.

 

¿O sea que la mayoría de los casos de diabetes en Nicaragua son prevenibles?

En la diabetes tenés factores no modificables y modificables. Los no modificables son la herencia y la raza. (Y en el caso de) las mujeres, las que tienen niños que pesan más de 9 libras, porque esa mujer en el futuro va a ser diabética, (es decir) son causas que no podés cambiar; pero el resto lo podés cambiar como dejar de fumar, dejar de tomar, hacer ejercicios, bajar el colesterol, los triglicéridos y el ácido úrico, evitar el sobrepeso y la obesidad… eso lo podés cambiar.

 

¿Los alimentos típicos de la dieta nicaragüense representan mayor posibilidad de padecer diabetes?

El problema no es el alimento, el problema es la cantidad; el plato de comida de nosotros es pequeño, pero es de dos o tres pisos. Si yo le comienzo a enseñar números al paciente, no me va a hacer caso; es más fácil decirle: “El puño de la mano es la porción de arroz a la que tenés derecho”, “la palma de la mano es el tamaño de la carne, 6 u 8 onzas es suficiente”, “la ensalada la podés comer libre”, “los vegetales los podés comer libre”, y en medio de todo eso hay que hacer ejercicios.

Entre más tiempo tenemos de padecer diabetes, menos producimos insulina y si no hacemos ejercicios, los receptores que chupan la insulina están dormidos; no obstante, si hago ejercicios esos receptores van a chupar, por muy poco que sea la insulina. Pero, ¿cuál es el beneficio que nos trae eso? Los pacientes lo pueden comprobar. Es que si hacen ejercicios de lunes a viernes, al cuarto día de comenzar a hacer ejercicios comienzan a disminuir 40 puntos menos de azúcar.

 

¿Cuánto ejercicio debe realizar a diario una persona diabética?

30 minutos diarios de lunes a viernes. Es caminar, no le digo al paciente que “vaya a correr tantas cuadras”, no. Lo ideal es que camine 30 minutos, y si no, que caminen 5 cuadras ida y vuelta. Si el paciente quiere bajar de peso, esos ya son otros cien pesos, porque lo más importante es el control metabólico para mejorar la presión y los niveles de glucosa.

 

La neuropatía es una de las principales complicaciones de la diabetes, ¿qué porcentaje de los pacientes en Nicaragua la sufre?

El 50% tiene neuropatía diabética. Se debe al mal control metabólico, todas las complicaciones que tiene un diabético ocurren porque tiene mal control (de su enfermedad). El control metabólico es fundamental para que no se presenten las complicaciones, y aunque la neuropatía es una de ellas, el paciente también puede quedar ciego, sufrir un infarto, que se le paralicen los riñones o que desarrolle una gastroparesia diabética. Entonces lo mejor es mantener los niveles (de azúcar) lo más cerca de lo normal. Uno de los tratamientos principales para los pacientes diabéticos es el uso de la insulina, hay que romper ese mito de que la insulina los va a dejar ciego, no, lo que te deja ciego es la cantidad de azúcar que anda circulando. Porque imagine, si el paciente anda 300 de azúcar por varios meses, ese azúcar anda dentro del ojo, entonces imagine cómo está aumentada la presión de ese ojo… se le rompen los vasos, las arterias y queda ciego.

 

¿Cuáles son las intervenciones que hace el médico o qué orientaciones le brinda al paciente?

Número uno, el paciente tiene que controlar su diabetes, y número dos, el médico debe dar tratamiento sintomático, porque la fibra nerviosa pierde un forro. Entonces solo queda el nervio y no hay una comunicación entre la cabeza y los pies, o entre la cabeza y las manos. (Entonces) se dan algunos medicamentos que existen en Nicaragua que tratan de regenerar un poco esa fibra y se quita la sintomatología.

 

¿Y cuáles son los principales exámenes para llevar ese control?

Si le mando a hacer un índice brazo-tobillo porque me dice “me duelen los pies” o “me canso al caminar”, le mando a hacer un examen que se llama índice brazo-tobillo. Y cuando se cansa cada 4 o 5 pasos es porque tiene una enfermedad que se llama claudicación, entonces le mando a hacer el examen. Y si me sale que tiene tal arteria obstruida o que está comenzando la obstrucción, dependiendo del resultado lo mando a hacer ejercicios, le doy medicamentos o lo mando donde la cirujana vascular.

 

¿La diabetes es una enfermedad manejable?

Definitivamente sí, la diabetes es una enfermedad manejable: se puede convivir con ella siempre y cuando se tenga la voluntad. Si no se tiene la voluntad, el médico puede dar un tratamiento de lujo; pero si no se cumplen las recomendaciones y no hay un interés por aprender de la enfermedad…

 

Biografía

Luis Alemán

Médico diabetólogo.

Titulado de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla México y Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.
Miembro del Grupo de Trabajo de Diabetes en el Adulto Mayor de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.
Presidente de la Asociación Nicaragüense de Diabetología.
Coordinador de la Clínica de Diabetes del Hospital Metropolitano Vivian Pellas.