•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Científicos especialistas en distintas áreas, expresaron una serie de inquietudes medioambientales y de seguridad, relacionadas con el proyecto de canal interoceánico, previsto para construirse en Nicaragua, con una inversión estimada en US$50,000 millones.

Entre las inquietudes, destacan la necesidad de un plan de reubicación de los pobladores que serán desplazados. “Una pregunta relevante es: ¿Existe un plan de reubicación de los pobladores desplazados para evitar su asentamiento en otras áreas protegidas?”, se preguntaron los científicos al término del “Taller Internacional sobre el Canal Interoceánico por Nicaragua”, organizado por la Academia de Ciencias de Nicaragua (ACN).

La inquietud está basada en datos duros: la tasa de deforestación de Nicaragua es alrededor de 70,000 hectáreas por año. “Se pregunta: ¿Se han anticipado los cambios culturales y económicos que podrían ocurrir con una posible reducción de peces nativos en el Lago de Nicaragua y el río Punta Gorda?”.

Según información de la concesionaria HKND, el canal tendría 278 kilómetros, saldría al Caribe por Punta Gorda, al Pacífico por la desembocadura del río Brito, en Rivas, y atravesaría 105 km del lago Cocibolca.

Debate

Durante dos días, los científicos y especialistas identificaron y discutieron los principales temas técnicos y científicos relativos al megaproyecto y a los subproyectos.

Para la realización del taller, contaron con apoyo de la Red Interamericana de Academias de Ciencias (IANAS) y del Consejo Internacional para la Ciencia – Oficina Regional de América Latina y el Caribe (ICSU-LAC).

“El canal propuesto y los subproyectos no proveerán beneficios económicos a la nación si, al final, el proyecto resulta económicamente inviable. Sería de enorme importancia para la nación contar con un análisis exhaustivo de costo-beneficio, así como con un análisis de sus impactos en el desarrollo nacional, y con un análisis de los temas de derechos humanos, legales y de seguridad nacional”, dijo el científico nicaragüense Pedro Álvarez durante la clausura del Taller.

El vulnerable Cocibolca

El doctor Gerald R. Urquhart, profesor asistente de biología del Lyman Briggs College del Departamento de Pesca y Vida Silvestre, de la Michigan State University, uno de los quince científicos que visitó el país, sostuvo que “la situación en el Lago de Nicaragua” con la construcción del paso interoceánico solo “puede ser peor”.

“Mucha invasión de nuevas especies, cambio en el contenido de los sedimentos y también en la vegetación”, explicó Urquhart, quien ha hecho estudios sobre los pantanos de la Costa Caribe y ahora se encuentra realizando otro sobre mamíferos en Laguna de Perlas, Monkey Point, Punta Águila y Río Indio Maíz.

Los científicos insistieron en que la poca profundidad del Cocibolca “lo hace susceptible a cambios drásticos en turbidez por resuspensión de sedimentos, lo que causará cambios en las cadenas tróficas”.

“Al construir y operar el canal en el lago, podría aumentar la cantidad de nutrientes en la columna de agua, lo que aumentaría la posibilidad de florecimientos algales, y, posiblemente, la presencia de algas tóxicas”, indicaron en las conclusiones.

Asimismo, añadieron que “habría que preguntar si van a contemplar medidas para evitar vertido de aguas de lastre en el lago, ya que se puede esperar la llegada de especies de invertebrados invasoras en las aguas de lastre”.

 

Halleslevens: “Canal empleará a miles”

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ

LEON • El vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens, afirmó en esta ciudad que el megaproyecto Canal Interoceánico de Nicaragua, generará más de 50,000 fuentes de empleos a nicaragüenses y a ciudadanos de otras nacionalidades, que confían en el desarrollo y las oportunidades en beneficio de las grandes mayorías, que impulsa el gobierno central.
“Hay personas que se han manifestado en contra del canal, pero se ha sumado el hambre y la necesidad del pueblo, a pesar de que muchos hombres y mujeres opositores al gobierno han resaltado el componente político a este proyecto, que no es un proyecto político, sino una obra de infraestructura macro que va a tener muchos beneficios a nuestro pueblo”, afirmó Halleslevens.
El vicepresidente Halleslevens agregó que al iniciar el proyecto comenzará a llegar al país maquinaria pesada y muchas personas, entre técnicos, científicos y mano obra calificada para laborar.
“Todos tenemos que estar preparados, hay que entrar en el proceso de capacitación, porque serán nuestros compatriotas y centroamericanos quienes tendrán mayores posibilidades de trabajar en el gran canal”, dijo Halleslevens este miércoles, luego de inaugurar el primer foro de reciclaje departamental en León.
En cuanto al reciclaje, Halleslevens comentó que existen muchas ciudades en el país, como Managua que no tiene capacidad de recolectar más de 1,500 toneladas de desechos sólidos, “solo se tiene capacidad de recoger unas 1,000 toneladas de basura, se tiene que buscar alternativas para resolver este problemas”, contó.
Por su parte, Camilo Lara Bermúdez, presidente del Fondo Nacional de Reciclaje, Fonare, y coordinador del primer foro de reciclaje en León, expresó que a través de la educación a las nuevas generaciones, se tiene que revertir el problema de la contaminación ambiental.