Francisco Mendoza S.
  •   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Productores de la micro-región de Ayapal, municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, temen que de un momento a otro un grupo de elementos que se dedican supuestamente al tráfico de marihuana y de tierras se les tomen las propiedades donde siembran granos básicos, café, cacao, y donde además tienen ganado.

El Nuevo Diario consultó a los mandos de la Policía Nacional y al Ejército sobre la amenaza de los tomatierras, quienes indicaron que saben que ha habido cierto movimiento de los traficantes de marihuana y delincuentes en la zona, por lo que están realizando las investigaciones a fin de tomar las medidas necesarias para evitar invasiones y posibles enfrentamientos.

Los denunciantes indicaron que podría correr la sangre en Ayapal, porque “primero muertos antes que nos arrebaten años de trabajo”.

FINCAS EN PELIGRO

“Si vienen a nuestras propiedades, no les vamos a hablar sino que vamos a actuar con lo que tengamos a mano para defender nuestra tierra, porque estos elementos están ligados al crimen organizado, tráfico de marihuana y falsificadores de documentos, principalmente de las fincas que quieren tomarse”, advirtió el productor Hidalgo Ortuño Urbina.

El productor Encarnación Escoto anunció que está dispuesto a defender su tierra “a como dé lugar”.

[Te interesa: Jinotega y Matagalpa, blindados con el rojito]

Según los denunciantes, la banda de tomatierra, cuyos miembros están plenamente identificados, planea tomarse las fincas Luz de Bocay, propiedad del productor Pedro Ferrufino; Buena Vista, de Dionisio Avilés Galán; Estrella, de Antonio Castillo; El Pantanal, de Encarnación Escoto; La Luz número 2, de Félix Herrera, y Las Golondrinas, de Genaro Urbina.

Mencionaron que han escuchado decir que los dirigentes de los tomas de las fincas supuestamente cuentan con suficientes armas de casería y AK, y que además comprarán 20 fusiles más a un traficante.