Francisco Mendoza S.
  •   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Productores de la micro-región de Ayapal, municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, temen que de un momento a otro un grupo de elementos que se dedican supuestamente al tráfico de marihuana y de tierras se les tomen las propiedades donde siembran granos básicos, café, cacao, y donde además tienen ganado.

El Nuevo Diario consultó a los mandos de la Policía Nacional y al Ejército sobre la amenaza de los tomatierras, quienes indicaron que saben que ha habido cierto movimiento de los traficantes de marihuana y delincuentes en la zona, por lo que están realizando las investigaciones a fin de tomar las medidas necesarias para evitar invasiones y posibles enfrentamientos.

Los denunciantes indicaron que podría correr la sangre en Ayapal, porque “primero muertos antes que nos arrebaten años de trabajo”.

FINCAS EN PELIGRO

“Si vienen a nuestras propiedades, no les vamos a hablar sino que vamos a actuar con lo que tengamos a mano para defender nuestra tierra, porque estos elementos están ligados al crimen organizado, tráfico de marihuana y falsificadores de documentos, principalmente de las fincas que quieren tomarse”, advirtió el productor Hidalgo Ortuño Urbina.

El productor Encarnación Escoto anunció que está dispuesto a defender su tierra “a como dé lugar”.

Según los denunciantes, la banda de tomatierra, cuyos miembros están plenamente identificados, planea tomarse las fincas Luz de Bocay, propiedad del productor Pedro Ferrufino; Buena Vista, de Dionisio Avilés Galán; Estrella, de Antonio Castillo; El Pantanal, de Encarnación Escoto; La Luz número 2, de Félix Herrera, y Las Golondrinas, de Genaro Urbina.

Mencionaron que han escuchado decir que los dirigentes de los tomas de las fincas supuestamente cuentan con suficientes armas de casería y AK, y que además comprarán 20 fusiles más a un traficante.

6 fincas están en la mira de los toma-tierras.