•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La banca está en un proceso de modernización y capacitación, que incluye preparar a los usuarios respecto al uso responsable de las nuevas tecnologías, para que no sean víctimas de los delitos informáticos, dice el peruano Giovanni Pichling, gerente de gestión de riesgos y servicios, del Comité Consultivo del Consejo Latinoamericano de Especialistas en Seguridad Bancaria, Celaes.

Pichling visitó Managua la semana pasada para dirigir la primera capacitación sobre prevención de fraudes bancarios, que involucró al 15% del personal del Sistema Financiero de Nicaragua, SFN.

¿Cree que Nicaragua se encuentra preparada ante un fraude?

Para comenzar, la probabilidad es igual en todos los países. No se debe decir que hay grande o menor magnitud, lo que hay son modalidades, de las cuales Nicaragua está tomando conocimiento, para atender de forma preventiva alguna situación. Nicaragua participa desde hace muchos años en el Comité Latinoamericano de Expertos de Seguridad, por lo que conoce lo que ocurre y las medidas para estar prevenidos.

¿Entonces sí considera que es capaz de enfrentar una crisis de fraude?

Tiene el conocimiento y ahora hemos actualizado al sistema bancario. Fíjate que vino el 15% del personal al seminario y es un esfuerzo muy importante que están haciendo. Debo decir que este porcentaje no lo he visto en ningún otro país; eso demuestra la seriedad y el compromiso que tiene la asociación para enfrentar este problema.

¿Qué nos hace falta para enfrentar una crisis?

Lo que les falta a todos es mayor conocimiento y cuando lo tomas, puedes tomar acción. Para ello hemos venido dos expertos, para exponer situaciones reales y sobre esas bases evaluar las medidas que hemos propuesto e implementar las que estén faltando.

 ¿Cuáles son esas medidas?

Información y evaluación permanente.

Si un cliente llegase a enfrentar un fraude, ¿cómo podría detenerlo?

Se debe denunciar y mantener contacto con las autoridades. Un buen ejemplo es como el nuestro (Perú), que tenemos un estrecho contacto con la Policía Nacional, las autoridades de investigación y cumplimiento de la ley, quienes son los aliados estratégicos naturales del sistema financiero, que es un bien jurídico de toda nación y eso hay que preservarlo.

 ¿Qué recomienda para prevenir el fraude?

Hay que reconocer que la seguridad no está solamente del lado de las entidades financieras, la seguridad es un tema de todos y principalmente del cliente, el sistema financiero, los medios de pago y las entidades… todos deben participar en el tema de la seguridad. La banca hace su tarea y pone a disposición los productos y servicios, pone las medidas de seguridad, pero si el cliente es descuidado, ahí es cuando comienzan las fallas.

 ¿Qué se debe hacer?

Ser precavido, conocer, capacitar y trasmitir a todos cuál es nuestro rol dentro del tema de la seguridad.

 En otro apartado, ¿deberíamos temer o abrirnos al campo de las nuevas herramientas tecnológicas bancarias?

La banca a nivel global viene impulsando un cambio muy fuerte hacia los nuevos canales tecnológicos, especialmente a los no presenciales, los de electrónica, etcétera. La banca tradicional de tener el dinero en la mano ya no resulta tan práctica, porque es más costosa. Por ejemplo, hacer una transferencia desde una institución hacia un comercio o hacer pagos desde mi domicilio, me cuesta muy poco.

Mientras que la banca tradicional tendría que ir al banco, retirar dinero e ir a otro banco, o al comercio donde quiero comprar. ¿Cuánto tiempo invierto? ¿Cuánto dinero invierto en el traslado? Entonces, si comenzamos a evaluar cuál es el costo que representa realizar el pago en efectivo, evaluamos que los nuevos canales son más beneficiosos y tienen seguridad, porque nacieron con seguridad. Así que debemos estar confiados, pero necesitamos conocimientos.

 ¿Qué acciones se deben tomar con las herramientas tecnológicas si fuésemos víctimas de fraude?

Lo más importante para una institución financiera son sus clientes y si ocurriese cualquier percance, tengan la plena seguridad de que los van a atender, porque la primera reacción es comunicar e indicar lo que ha pasado.

 Con respecto a la capacitación, ¿cuál es el siguiente paso?

Seguir el camino que estamos impulsando, que es la integración a nivel latinoamericano de una red de seguridad automatizada que servirá para compartir el fraude en línea, como lo venimos haciendo en Perú. Ya hemos conversado con Colombia, Honduras, México, Brasil, Ecuador, Guatemala y Nicaragua para poder integrarlos en el sistema.

El experto

Giovanni Pichling

Origen: Perú

Edad: 55 años.

Miembro del Comité Consultivo del Consejo Latinoamericano de Especialistas en Seguridad Bancaria (Celaes), gerente de gestión de riesgos y seguridad de la Asociación de Bancos de Perú y segundo vicepresidente del comité de automatización bancaria.