Leyla Jarquín
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En los municipios de Siuna y Waslala, en la Región Autónoma del Caribe Norte, RACN, el 70% de la población vive en pobreza extrema, por lo que el acceso a la educación es muy limitado, y tanto docentes como estudiantes carecen de los recursos necesarios para que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea de calidad.

Por ello, la organización Fe y Alegría, F y A, y la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global, Fideg, se unieron para recolectar útiles escolares, materiales didácticos y de apoyo docente para cuatro escuelas pobres y rurales de ambos municipios.

“Queremos aportar a mejorar la educación de calidad de estas escuelas a través de útiles escolares y material didáctico para el año 2015, con esto vamos a beneficiar a más de 900 estudiantes de primaria y a 34 docentes”, señaló Hazell Rodríguez, responsable de Recaudación de F y A.

RECOLECTA NACIONAL

La recolecta, que inició el pasado 25 de agosto y finalizó el vienes 4 de noviembre, se hizo entre colegios públicos, subvencionados y privados de todo el país. “Queremos sensibilizar a la sociedad para que apoyen la educación y de esta manera puedan ayudar a que otros niños y niñas tengan mejores oportunidades educativas”, dijo Rodríguez.

En tanto, Gilda Sánchez, investigadora de Fideg, apuntó que aunque el Ministerio de Educación, Mined, garantiza la infraestructura y el pago de los docentes, estos no cuentan con material didáctico, mientras que los estudiantes carecen de útiles escolares y de uniformes.

“Es una condición característica de la pobreza rural: el acceso a la educación es difícil”, refirió.