•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Menos de 24 horas transcurrieron para que la jueza Tercero de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, accediera a la petición del Ministerio Público de revocarle la libertad condicional a Óscar Espinoza Martínez, alias el “Chacal del Reparto Schick”.

La jueza Gertrudis Gaitán Pavón revocó la libertad condicional que había dado a Espinoza el 17 de diciembre de 2009, porque él cambió de domicilio sin avisar a la autoridad judicial.

En el acta firmada al momento de recibir el referido beneficio legal, Oscar Espinoza señaló como domicilio residencial Bello Horizonte, de la iglesia Pio X dos cuadras y media al oeste, casa S-16, y según la sentencia 455-2014 emitida este 18 de noviembre, Espinoza al momento de su captura --el pasado viernes-- tenía como domicilio el barrio “El Pilar”, de Raspados Loly tres cuadras al sur.

Fin de la libertad

Al momento de su detención, Oscar Espinoza tenía cuatro años, 10 meses y 20 días de gozar de la libertad condicional, que le serán abonados a la condena de 30 años de prisión por el delito de asesinato atroz en perjuicio de los menores Walter René Polanco Vallecillo y Miurel McFields Polanco, y de Alba Luvy Villachica Dávila.

Los menores eran hijos de Ruth Polanco Vallecillo, expareja de Espinoza, quien en diciembre de 2009 no estuvo presente en la audiencia donde le fue otorgada la libertad condicional.

En la sentencia revocatoria de la libertad condicional la judicial no se refiere al tiempo cumplido en prisión por el condenado, a pesar de que ese fue el principal argumento en que fundamentó la decisión de darle libertad.

 

Jueza obvió al IML

SIN TRAMITE• El subdirector del Instituto de Medicina Legal, Julio Espinoza, al ser consultado si en el otorgamiento de la libertad condicional al “Chacal del Reparto Schick”, medió algún dictamen médico legal, este respondió que no rola en los archivos del IML ninguna solicitud.

“Desde 2009 --cuando fue dada la libertad condicional-- hasta la fecha, no existe ninguna solicitud judicial de valoración psicológica o psiquiátrica para Oscar Espinoza”, afirmó vía telefónica.

Espinoza explicó que cuando los jueces van a poner en libertad a una persona con antecedentes de violencia --como en este caso-- solicitan una evaluación del índice de peligrosidad que significa esa persona para la sociedad.