•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Edén Pastora, encargado del dragado del río San Juan, reiteró a El Nuevo Diario que ninguno de los miembros del equipo asignado a las tareas de dragado del río ha incursionado en territorio costarricense, desestimando de esa manera las quejas emitidas por funcionarios de gobierno del vecino país.

Pastora insistió en que no han violado las normas establecidas para trabajar en la zona, y calificó de “bufonadas” las advertencias hechas por el canciller de Costa Rica, Manuel González, y por el ministro de Seguridad de ese país, Celso Gamboa, quienes denunciaron públicamente que nicaragüenses han ingresado y provocados daños en su territorio.

“Si hay que responder al fuego lo vamos a hacer, no vamos a recular más ante las provocaciones de este país (Nicaragua), pero no podemos permitir que sigan talando árboles ni que estén limpiando en territorio costarricense para ensanchar el río y provocar daños”, declararon los funcionarios en San José, según cita una nota difundida este martes en el portal electrónico del diario extra de Costa Rica.

“Nosotros no hemos ofendido a Costa Rica, no hemos hecho nada, si quieren dispararnos que lo hagan, esas palabras no benefician a ninguno de los dos países ni al área centroamericana, nosotros estamos apegados al Derecho y no hacemos nada contra la ley”, enfatizó Pastora.

“Palabras temerarias”

Por su parte, el experto en Derecho Internacional, Norman Miranda, dijo que estos funcionarios se están “comportando como matones”, y sus declaraciones están en contra de “la tradición pacifista” que tanto promulgan los costarricenses.

“Estas palabras son atípicas y lamentables, ojalá que solo quede en palabras, el comentario está totalmente fuera de lugar, son palabras muy temerarias”, manifestó Miranda.

Agregó que “Nicaragua tiene derecho a dragar el río, ya que se han venido muchos sedimentos, toda esa basura ha hecho que artificialmente un borde sea parte del río, Costa Rica quiere decir que toda porción de tierra es de ellos, puede decir que la sedimentación es territorio costarricense aun estando en nuestro río”, comentó el experto.

La acusación

El Gobierno de Costa Rica acusó ayer a Nicaragua de agravar el conflicto fronterizo que dirime la Corte Internacional de Justicia, CIJ, al ingresar a territorio costarricense y talar árboles como parte de la limpieza del río San Juan.

“Es mentira que la Corte ordenara esta limpieza. Lo que sí es cierto es que ordenó abstenerse de cualquier acto que agrave la situación, y con esto Nicaragua está agravando la situación de disputa”, declaró el canciller costarricense, Manuel González.

El ministro mostró fotografías y un vídeo de personas que identificó como “trabajadores nicaragüenses del dragado” del río San Juan, quienes desde pequeñas embarcaciones sobre el río cortaban árboles del territorio costarricense.

“Pegan las dragas en nuestra orilla del río y van socavando el terreno para hacer más ancho el cauce. Si lo quieren hacer que lo hagan del lado de ellos”, expresó González, quien calificó estos hechos como “una burla, una ofensa y una agresión” para Costa Rica, y no descartó ventilar el asunto en foros regionales o internacionales.

Al tiempo, dijo que la prioridad es mantenerlo en el ámbito bilateral y que “no contamine” la agenda entre ambos países en temas como comercio, seguridad y migración.

 

La CIJ ordenó como medidas cautelares a Nicaragua y Costa Rica, tener despejada la zona en disputa y evitar acciones que agraven el conflicto.