elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Al menos 500 personas mueren de forma prematura cada año por falta de saneamiento e higiene en Nicaragua, que además pierde unos 94 millones de dólares por esas mismas razones, advirtió hoy el Banco Mundial, BM.

Esos datos están recogidos en el estudio "Impacto económico del saneamiento en Nicaragua", elaborado por el BM y presentado en Managua en el marco del Día Internacional del Retrete o inodoro.

En 2013 las Naciones Unidas designó el 19 de noviembre como Día Mundial del Retrete, en el contexto de una campaña de concienciación de la importancia del acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

El coordinador del programa Agua y Saneamiento del BM, Nelson Medina, explicó este miércoles a Acan-Efe que esa es una de las consecuencias de que una de cada diez personas en Nicaragua no tenga un inodoro adecuado.

"En los años '90 (del siglo pasado) se manejaba que el 24 % de la población de Nicaragua defecaba al aire libre, y ha bajado al 10 % en 2012", indicó el experto.

Nicaragua pierde 94 millones de dólares por falta de saneamiento e higiene, de los que 70.3 millones son destinados tanto para pago de médicos, como en pérdida de fuerza laboral, y hasta por muerte, de acuerdo con el estudio.

Las pérdidas en recursos hídricos a causa de la falta de saneamiento e higiene provoca pérdidas anuales por 2.9 millones de dólares, y otros 8.7 millones de dólares se pierden en temas relacionados con invertir tiempo de acceso a los baños, el peligro de no tener retretes adecuados, descontaminación del agua potable, entre otros, advierte el estudio.

En tanto, la falta de inodoros adecuados provocan pérdidas por 12.1 millones de dólares en el turismo, puesto que los viajeros dan alto valor a la disponibilidad de inodoros, inocuidad de los alimentos, riesgos de la salud y calidad de los exteriores, según el informe.

Nicaragua necesita unos 300 millones de dólares para cubrir el 100 % de la población con inodoros adecuados y sustituir los inadecuados, de acuerdo con el estatal Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE.

Sin embargo, hasta ahora solamente están garantizados 70 millones de dólares a través del BM (30 millones), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE, 30 millones) y de la Cooperación Suiza (10 millones), de acuerdo con las autoridades.

Un problema fundamental en el tema de saneamiento es que los gobiernos y las alcaldías prefieren invertir en la parte de agua potable, afirmó, por su lado, el gerente de país del BM, Raúl Barrios.

Sin embargo el problema no es exclusivo de Nicaragua, ya que 2,500 millones de personas en el mundo hacen sus necesidades en entorno inadecuados y 1,000 millones ni siquiera tienen mínimas condiciones, advirtió Medina.