•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los US$500 millones que el Estado debe al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, y que el Ejecutivo se compromete a pagar por los próximos 50 años, debe incluir también el pago de los intereses que ha generado esa deuda.

201114 inss

Lo anterior es una recomendación que por separado hicieron el director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, Juan Sebastián Chamorro, y el experto en temas de seguridad social, Manuel Israel Ruiz.

“Desde el punto de vista financiero, este pago no beneficia al INSS, pero sí al gobierno, porque esa deuda tiene que ganar intereses, sobre todo cuando se trata de recursos de la seguridad social, dinero de los trabajadores, y al parecer el Gobierno no piensa pagar intereses”, señaló Juan Sebastián Chamorro.

A inicios de esta semana, el Ejecutivo envió a la Asamblea Nacional el proyecto de Ley denominado “Ley de pago de la deuda histórica del Estado de Nicaragua al INSS”, la cual fue presentada por el ministro de Hacienda, Iván Acosta, quien destacó que la misma, fue producto de una conciliación financiera entre el INSS y el gobierno, “en el que dejamos establecidos a cuántos años se puede limpiar sin un córdoba a favor ni en contra de las partes”, indicó Acosta.

Insuficiente

Según el proyecto, cada año el Estado proyecta incluir en el presupuesto un aporte de C$250 millones al INSS, lo cual resulta insuficiente para el director de Funides. Una posición defendida por Ruiz, quien ha señalado que lo ideal sería reducir los gastos administrativos de la institución que suman C$1,400 millones actualmente. “Hay que bajarlos hasta los C$900 millones, eso tendría más impacto”, señaló en una entrevista con El Nuevo Diario.

“Sería interesante que hubiera pago de intereses, porque estamos hablando de una plata que la vas a honrar en 50 años, hay que tomar en cuenta el costo de oportunidades que se genera con ese dinero, cuando uno le debe a alguien siempre hay intereses”, señala Juan Sebastián Chamorro.

El abono de C$250 millones que el Estado pretende realizar al INSS por los próximos 50 años sumaría un total de C$12,500 millones que al cambio actual serían US$473.4 millones. Es decir, menos que lo adeudado.

Demasiado tiempo

Los expertos señalan de positivo el hecho de que se establezca en una Ley el pago de esa deuda y así pueda ser reconocida por gobiernos futuros, pero alegan que 50 años para pagarla es demasiado tiempo, y que más bien deberían concretarse en 25 años.

“Los recomendable serían 25 años a como le hacen muchos préstamos concesionales al país los organismos financieros internacionales y los cooperantes bilaterales”, destacó Chamorro.

Ruiz, por su lado, es del criterio que la cancelación de esa deuda se debería hacer en no más de 20 años. “Con una amortización del 5% anual, pero es importante establecer normas jurídicas que garanticen que el Estado jamás volverá a tomar dinero de los cotizantes”, señaló el experto.

Aporte privado

Para el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, el aporte del 1% que hacen las empresas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, tras la reforma administrativa que entró en vigencia en enero de este año, tienen un mayor impacto y dan mayor sostenibilidad a este ente estatal, que lo anunciado por el Gobierno.

Solo este año se espera que el sector privado aporte unos C$670 millones al INSS, producto de esa reforma que contempla que la patronal incremente su contribución en un 3%, de forma escalonada, asumiendo un 1% anualmente hasta 2016.

“Lo que va a hacer más viable y sostenible al INSS son las diferentes medidas que ya fueron hoy tomadas, no es nada más una medida como esa que va a dar un aporte relativo del total de la deuda al INSS, pero  lo que va a tener más impacto es en todo caso el aporte del sector privado, que ha tenido que asumir con el incremento del 1% este año”, mencionó Aguerri en la conferencia semanal de las cámaras privadas.

 

Castro: “Es lo que se puede pagar”

Miguel Carranza Mena

RECURSOS • El coordinador de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN, el diputado Edwin Castro, dijo sobre este tema, que los C$250 millones que el gobierno destinará anualmente para pagar la deuda con el INSS, “eso es lo que puede pagar el Estado de Nicaragua”.

“Es decir, US$500 millones tampoco son centavos, pero es la realidad de lo que se debe, si se debiera menos, el plazo podría también ser menos, pero menos que eso no tenemos. Lo que se hizo fue un arreglo de pago de acuerdo a las posibilidades”, aseguró Castro.

sOLVENCIA

El legislador sandinista explicó también que el gobierno está implementando políticas para que la deuda con el INSS no se siga agrandando. “Actualmente el gobierno está solvente, y la ley ya prevé sanciones administrativas y penales a los que no paguen, llámense privados o públicos”, recordó.

Castro señaló que el ministro de Hacienda, Iván Acosta, le confirmó que hasta el momento, las 153 alcaldías están al día con el pago al INSS. Mencionó también que con este compromiso de pago, el Ejecutivo tendrá que presupuestar año con año los recursos para pagarlos.

Dijo que el compromiso tiene dos ángulos importantes: por un lado, el reconocimiento de la deuda del Gobierno con la Seguridad Social, por las cuotas patronales que no se pagaron en gobiernos anteriores; y por el otro, la inyección de un flujo importante que le dará mayor sostenibilidad a la cartera de la Seguridad Social, “y va ser más difícil que tenga posibilidades de colapsar”, precisó.