•   San Juan del Sur, Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Han estado en el planeta desde la época de los dinosaurios, y observarlas masivamente en sus áreas de anidación y eclosión se ha convertido en un extraordinario complemento de la oferta turística de sol y playa de la ciudad de San Juan del Sur, donde se localiza uno de los santuarios más importantes del mundo para las tortugas paslama.

El santuario se encuentra 22 kilómetros al sur de esta ciudad, en las costas del Refugio de Vida Silvestre La Flor, sitio que entre julio y enero de cada año alberga a miles de estos quelonios hembras que salen del mar a depositar sus huevos, que garantizarán la sucesión de la especie catalogada en peligro de extinción.

Según empresarios turísticos autóctonos, este impresionante espectáculo de la naturaleza poco a poco se ha ido posicionando como una atractiva ruta turística amigable con la fauna marina y en pro de la preservación del medio ambiente.

Tres mil turistas

En este período de arribadas, registros del Refugio de Vida Silvestre La Flor señalan que hasta octubre pasado habían ingresado 2,700 turistas, y la perspectiva es igualar o superar las 3,220 visitas ocurridas en 2013.

También detallan que desde julio hasta octubre de este año han llegado a desovar 135,450 tortugas, dejando como resultado la eclosión de 65,000 tortuguillos. En tanto, en el período de arribadas 2013-2014 anidaron 109,212 tortugas y nacieron 308,500

tortuguillos.

Avistamiento

El granadino Crisanto López, propietario del hotel Casa Oro, aseguró que a San Juan del Sur están llegando más turistas interesados en el avistamiento de arribadas y eclosión de tortugas y que muchos regresan de la expedición “electrizados”, asegurando que solo “con ver ese acontecimiento valió la pena el costo del boleto de viaje”.

López es reconocido por las autoridades del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, y del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, como uno de los primeros empresarios turísticos en promover el avistamiento de tortugas vía terrestre a través de la carretera que comunica la ciudad con la comunidad Ostional, y en promedio traslada entre 10 y 12 turistas al día.

En la actualidad, el tour de tortugas también se oferta vía marítima y, según López, la propuesta de promover la ruta de las tortugas surgió a finales del 2002, cuando recibió una invitación de la Fundación Cocibolca, que era la encargada en ese entonces de la administración del refugio.

“Y cuando observé ese montón de quelonios que salían del mar como cascos en la cabeza de soldados, me quedé impresionado e iniciamos a promover este espectáculo”, precisó.

 

Conferencia

En Casa Oro, los interesados en observar a las tortugas paslama reciben una conferencia científica y luego los llevan a ver el espectáculo. El costo es de US$30 por persona.

Marítima

Hotel Gran Océano ofrece el avistamiento de tortugas vía marítima. El tour cuesta U$S40, que incluye la pesca recreativa y el avistamiento de ballenas y delfines.

Liberación

En el Hotel Casa Maderas liberan anualmente 3,000 tortuguillos en las costas de Marsella y en playa Maderas, con la esperanza de que regresen en los próximos 15 años a desovar.

Proceso

Cada tortuga, al llegar a la costa, busca un sitio en la arena para hacer su nido y deposita entre 90 y 100 huevos, luego cubre el nido con arena y regresa al mar.