• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La inversión en educación básica y media en Nicaragua se enfrenta a una serie de factores que obstaculizan su crecimiento y su distribución de forma equitativa entre los niveles y programas educativos, de acuerdo con Adelmo Sandino, investigador del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp.

Según el proyecto de Presupuesto General de la República del próximo año, PGR 2015, el Ministerio de Educación, Mined, es la cartera que recibirá el mayor incremento en recursos, superando incluso al Ministerio de Salud, Minsa, que históricamente ha tenido la inversión más grande.

Sin embargo, señala Sandino, la mayoría del presupuesto del Mined se destinará a gasto corriente, que tiene que ver con pago de salarios y compra de bienes y servicios. El gasto de capital, en tanto, se refiere a la inversión física o de infraestructura como reparación de escuelas y compra de mobiliario y equipo.

Incremento, pero…

De los C$10,419.2 millones que están previstos para el Mined en el 2015, C$9,493.2 millones son para gastos corrientes y C$925.8 millones para gasto de capital. Solo en el pago del salario de los docentes, que para el próximo año se estiman en 48,091, el Gobierno apartó C$3,265.2 millones.

“Hay un desbalance muy fuerte entre lo que se está gastando para consumo y lo que se está gastando para inversión”, dice Sandino.

Otro punto que no favorece a la inversión en educación básica y media es la subejecución que año con año registra el Mined, especialmente en proyectos de infraestructura, apunta el experto. En el 2013, en el subprograma de obras de infraestructura en 14 escuelas del norte del país hubo una ejecución del 66%, debido a que no se cubrieron 4 centros.

“En general, la ejecución de su programa de inversión en 2013 fue de 264.7 millones de córdobas, de un presupuesto inicial de 413.2 millones de córdobas; es decir una ejecución del 64%”, destaca Sandino, quien refiere que ese año la ejecución de todo el Presupuesto General de la República fue de 89.1%.

“Hemos observado que la Unidad de Inversiones y Adquisiciones del Mined no tiene la suficiente capacidad para ejecutar su presupuesto de inversión (…) también se puede deber al hecho de que el personal del Mined no ha sido lo suficientemente capacitado o puede ser que haya insuficiencia de ese personal”, opina sobre esa situación.

Partes desiguales

También existe un significativo desbalance en la inversión que se hace en cada nivel educativo, pues para el próximo año la primaria tiene asignados C$6,475.2 millones, mientras que secundaria y preescolar tienen C$1,942.6 millones y C$442.3 millones, respectivamente. “En primaria, como el Gobierno se concentra por mantener una matrícula, vas a encontrar programas de merienda, mochila escolar, zapatos, etc.”, explica Sandino.

Dicho desbalance no solo se ve entre cada nivel educativo, sino entre programas específicos, pues mientras unos experimentan incrementos importantes, otros sufren reducciones significativas. Ese es el caso del de Dotación de Pupitres y Set de Mobiliario para Maestros en la Educación Primaria, ya que de C$52.6 millones en este 2014 pasa a C$12.0 millones, es decir, 77.3% menos.

Sin embargo, Sandino afirma que en este punto en particular no se sabe si la reducción obedece a que la necesidad de pupitres y mobiliario ya está cubierta, o significa que se está dejando de un lado ese aspecto.

En abril del 2013, el entonces viceministro de Educación, José Treminio, aseguró que se había cumplido con más del 90% de la meta consistente en distribuir 60,000 pupitres nuevos a nivel nacional y reparar 120,000 más. Además, según fuentes del Mined, estaba previsto que este año se terminara de cambiar las pizarras de tiza por pizarras acrílicas, y crear una reserva de pupitres en cada municipio.

Nuevas fuentes

Sandino consideró que de continuar esas tendencias, el Gobierno no podrá completar de manera exitosa su Plan Estratégico de Educación, por lo que cree que debería haber un esfuerzo por replantear el gasto interno del Mined y buscar más recursos, además de mejorar su capacidad de ejecución.

“Porque cuando tenemos una institución que no está cumpliendo efectivamente con su presupuesto anual, hace poco justificable que haya incrementos o inversiones importantes en Educación”, dice.

Con base en el gasto por cada estudiante en educación básica, el especialista destaca que por cada millón de dólares que el Gobierno otorga en exoneraciones y exenciones, se les niega la educación a 3,900 niños y niñas.

73 por ciento de la inversión para los niveles educativos es solo para primaria.

10,419.2 millones de córdobas es el presupuesto del Mined para el próximo año.