•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con lágrimas de emoción recibieron ayer un grupo de mujeres las llaves de su casa propia, durante el traslado de las primeras 25 familias que permanecían en albergues temporales, tras el terremoto ocurrido en abril de este año y que hoy amanecieron en el reparto que se llamará Ciudad Belén.

A pesar de que el fin de semana, el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, anunció que 450 familias serían trasladadas a las viviendas que fueron donadas por el Gobierno a las familias que habitaban en los antiguos escombros de la vieja Managua, solamente 25 familias pudieron ser trasladadas ayer al caer la noche.

El traslado de las familias fue realizado en ocho camiones del Ejército de Nicaragua, y los mismos oficiales se encargaron de descargar las pertenencias de los beneficiados.

La señora Claudina del Socorro Orozco, de 77 años, fue la primera en recibir la llave que la acredita como dueña de una de las casas de Ciudad Belén, en la cual vivirá con dos de sus hijos, uno que está enfermo y otro que trabaja como soldador.

“Gracias a Dios, me siento muy contenta porque ya no nos vamos a estar mojando ni moviéndonos de un lado a otro, gracias al presidente también. La casa está a nombre mío, es un gran regalo”, expresó doña Claudina entre llantos.

Jennifer Villalta, de 27 años, madre soltera de cuatro niños, no pudo contener las lágrimas de felicidad al preguntársele como se sentía en su casa nueva.

“Me siento alegre y emocionada. Voy a vivir solo yo con mis niños. Y aunque no nos han dicho si nos van a seguir ayudando con la comida, lo principal es tener la casa, pues la comida yo me la rebusco, trabajando en lo que sea”, indicó Villalta.

UNA CIUDADELA

En esta primera etapa el Gobierno tiene contemplado entregar 1,500 casas, tanto para las familias afectadas por el terremoto del pasado mes de abril, como para las familias damnificadas por las lluvias en diferentes barrios de Managua.

Sin embargo, los planes son construir un total de 4 mil viviendas, lo cual convertirá a Ciudad Belén en una inmensa ciudadela, según fuentes de la municipalidad.

El complejo habitacional contará con agua potable, alcantarillado sanitario, calles con luminarias, Centros de Desarrollo Infantil (guarderías infantiles), centros escolares, centros de salud, estación de Policía y parques con diferentes juegos para la niñez.

Cada vivienda tiene una extensión de 48 metros cuadrados y cuenta con dos cuartos, baño e inodoro, pero además fueron entregadas con un menaje que consiste en una cocina con su tanque de gas, ocho sillas, dos mesas y una cama con su colchoneta.

Mientras tanto, la construcción de nuevas viviendas continúa dentro de la ciudadela, como parte de la primera fase del proyecto.

“A partir del mes de febrero esperamos realizar los traslados de las personas que fueron afectadas por las lluvias”, indicó Fidel Moreno.