•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La maduración tardía del café podría provocar la caída del grano en los días de vacaciones, debido a que los cortadores salen para sus respectivos lugares de procedencia antes del 24 de diciembre y regresan hasta después del 1 de enero próximo, advirtió la presidenta de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, Auralila Sevilla.

A pesar de que ya empieza a llegar el café a los beneficios, no están llegando las cantidades que se habían programado debido a la tardía maduración, provocada por el exceso de precipitaciones que aún se mantiene en las zonas productivas, aseguró Sevilla.

“Primero la roya, ahora es la maduración tardía del grano por el exceso de lluvia. Otro aspecto que baja los rendimientos es que los cafetaleros en este momento están cortando todo el café pinto, porque se acercan las vacaciones y los cortadores se van de las haciendas”, explicó la productora cafetalera.

Cortar el café pinto provoca la presencia de muchos granos vanos y para poder sacar un quintal oro, hay que utilizar hasta doce latas, cuando lo normal son ocho, añadió Sevilla.

Así mismo, dijo que otro temor es que en la semana del 24 de diciembre al 1 de enero ocurra de pronto la maduración del café, lo cual sería una gran afectación, porque al no haber mano de obra el café se caería.

Finalmente, señaló que otro sector que será afectado por la maduración tardía del café es el sector comercio debido a que no se ha empleado la mano de obra como en otros años. En vista de eso, serán pocos los compradores que llegarán a los centros comerciales, concluyó.

PEQUEÑOS A SALVO

Por su parte, la Central de Cooperativas de Cafetaleros del Norte, Cecocaen, que aglutina a 2,450 pequeños productores, reveló que la maduración afecta al sector, pero no tendrán problema si esta ocurre en días de vacaciones, porque la mayoría de sus socios son productores pequeños y la recolección es realizada por las mismas familias.

“No tenemos mucho problema con el corte. Cuando sí hay problemas es cuando la lluvia hace que la maduración se retrase, pero como son pequeños productores, ellos mismos cortan el que va madurando, por lo que ya tenemos café en el beneficio. No es lo que se esperaba, pero no tendremos problema con la producción, confesó Santiago Dolmus, de Cecocaen.