•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Su aspecto serpentiforme y piel resbaladiza podría causar pánico a quienes lo ven por primera vez, pero en realidad se trata de un sumiso pez morena, que junto a otras especies exóticas de la biodiversidad marina están siendo exportadas desde la playa de El Ostional, en el municipio San Juan del Sur, a acuarios y parques acuáticos de Estados Unidos.

En Nicaragua la acuariofilia con fines de exportación es un potencial poco explorado.

El alemán Lukas Jansem decidió aventurarse en esta actividad económica en la comunidad El Ostional, localizada 25 kilómetros al sur de la ciudad de San Juan del Sur, frente a las costas del océano Pacífico.

El capitalino Henry Antonio Aráuz Rocha, encargado del acuario, aseguró a El Nuevo Diario, que el proyecto logró establecerse y que, de manera racional y sostenible, se ha convertido en una actividad económica importante en la comunidad, ya que genera empleos y, además, ingresos a la municipalidad con el pago de impuestos sobre ventas y servicios.

Ventas

Agregó que en 2013 las ventas por exportaciones de peces ornamentales alcanzaron los US$69,000 y que en lo que va de este año han exportado US$51,000.

“En El Ostional hemos venido a dinamizar la economía, porque hay 10 buzos y 20 mujeres trabajando permanentemente para el proyecto y también acopiamos peces de otros pescadores y de niños que capturan especies exóticas que quedan varadas a la orilla de las costas o entre las rocas y, dependiendo de la cantidad de peces que nos lleven al acuario, el pago de planilla semanal oscila entre los C$50,000 y los C$70,000”, aseguró.

[Turismo: Navidad traerá US$60 millones en turismo]

Entre los peces ornamentales que están exportando, mencionó el pez ángel, de la variedad passer y cortés; también los peces raya, morena, sapo, globo, popeye, sol, barbero, mariposa, tigre y narizón.

También incluyen anémonas de mar, camarón rojo, cangrejo ermitaño, caracol velludo, estrellas y babosas de mar, entre otras especies.

Los más cotizados

Las exportaciones se hacen semanalmente en termos especiales de poroplás y el precio va en dependencia de las especies.

Entre los que mejor se cotizan destacan el pez ángel y el sol, cuyo costo por unidad es de US$8 y les siguen el pez sapo y cortés, con un valor de US$7 y US$6, respectivamente.

En el acuario los peces se recepcionan todos los días y, según Aráuz, dependiendo de las mareas, hay mujeres que a la semana reciben ingresos de C$3,000 y para optar a mejores posibilidades de captura “van con sus hijos a las costas para atrapar las especies que son arrastradas por las mareas altas y que quedan varadas en la orilla o en zonas rocosas”, comentó.

Según Aráuz, el acuario fue instalado con una inversión de US$50,000 y únicamente acopian las especies autorizadas por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, y por el Instituto Nicaragüense de la Pesca, Inpesca, que a la vez se encargan de supervisar el proyecto.

El acuario

Aráuz dijo que el acuario funciona con tres bombas oxigenadoras que tienen un costo de US$1,000 y “debido a que permanecen funcionando las 24 horas, tienen una vida útil de tres a cuatro meses”, comentó.

El buzo Francisco Vanegas, de 26 años, aseguró que aunque no es parte de los diez que trabajan para el acuario, él también se beneficia económicamente del proyecto.

“Cuando entro al mar voy exclusivamente a cazar langostas y pulpos, pero a veces tengo la oportunidad de atrapar peces exóticos que luego entregamos al acuario y así obtenemos un ingreso que no teníamos previsto”, precisó.

Por estos peces, los pescadores reciben por lo general C$100 y entre los que logran encontrar en la costa destaca el pez globo, mientras que otros los encuentran a 10 y 15 metros de profundidad.

Mejoran ingresos

Cambios • Denis Pizarro también se gana la vida buceando y, según sus palabras, desde que inició a funcionar el acuario, las familias de la comunidad El Ostional han mejorado su economía.

Detalló que en la zona no existía una fuente de empleo y “ahora con el acuario los pescadores, los buzos, tenemos una nueva alternativa de llevar ingresos a nuestros hogares, porque aquí hay buen potencial para exportar estos peces ornamentales y quienes no bucean, salen a las costas a buscar cómo ganarse la vida, que es lo que principalmente hacen las mujeres y sus hijos”, concluyó.

Felipe Carmona, delegado de Inpesca en el departamento de Rivas, indicó que la comunidad El Ostional es la pionera en esta actividad y agregó que para garantizar el cumplimiento del permiso de operaciones, efectúan supervisiones constantemente.

Precisó que una de las últimas exportaciones se realizó el 7 de noviembre, cuando enviaron a acuarios de Miami y de Los Ángeles, 30 cajas o termos especiales con 1,006 animales, entre los que sobresalían 150 peces passer, estrellas y rayas.