•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El inspector general del Ministerio Público, Douglas Vargas, emplazó al empresario Álvaro Montealegre Rivas, para que antes de que inicie el año 2015 resuelva por la vía de la mediación y a favor de las víctimas el problema legal donde 17 personas se han declarado estafadas.

Vargas dijo que la Fiscalía considera como tiempo suficiente el transcurrido entre abril y diciembre de este año para que Montealegre haya resuelto el reclamo de los 17 denunciantes.

La advertencia ocurre al momento en que ocho de las 17 personas que se han declarado estafadas realizaban un plantón frente a la Fiscalía, exigiendo se reanude la persecución penal contra Montealegre, Roberto Bendaña --prófugo de la justicia-- y Hugo Paguaga.

El funcionario de la Fiscalía dijo que si para el próximo mes de enero, Montealegre no ha resuelto a las víctimas, la Fiscalía pedirá al juez Octavio Rothschuh, que inicie el juicio en contra de Montealegre y Hugo Paguaga, quienes permanecen bajo arresto domiciliar desde septiembre del 2013.

El tercer acusado por la presunta estafa colectiva es Roberto Bendaña, quien se fugó de su residencia el 16 de diciembre del 2013, donde permanecía bajo arresto domiciliar.

El abogado Francisco Mendieta, apoderado judicial de Alberto Eva Marín, de 80 años, quien asegura haber sido estafado con US$800,000, aclaró que las negociaciones con los abogados de Montealegre fracasaron “porque hicieron propuestas inaceptables”.

Mendieta señaló que del fracaso de las negociaciones con los abogados de Montealegre, la Fiscalía fue notificada por ellos --abogados acusadores-- hace dos meses.

El inspector de la Fiscalía, Douglas Vargas, confirmó que las pláticas se desarrollaron en la sede del Ministerio Público y que Montealegre ofreció pagar a los denunciantes, con obras de pinturas y los bienes que están secuestrados judicialmente, pero los afectados exigen la entrega de su dinero en efectivo.

De acuerdo con la acusación presentada por la Fiscalía en septiembre del 2013 contra Montealegre, Bendaña y Paguaga, el monto defraudado asciende a 5.5 millones de dólares.