•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Colin Ganley (originario de Minnesota, Estados Unidos) llegó a Nicaragua hace más de 10 años motivado por su pasión por los puros. Le dijeron que el tabaco nica era de excepcional calidad, y lo comprobó. Él se encargaba de juzgarlo.

Pero no fue eso lo que lo convidó a quedarse. Descubrió otra cualidad del país, y vio una oportunidad de negocios: el café.

“En ese tiempo él (Ganley) aprendió que Nicaragua es un buen país, estable, bonito y con oportunidades de negocios”, cuenta Andrea Woolverton, su esposa y socia en la empresa Twin Engine Coffee, que fundaron hace aproximadamente dos años, en León.

Woolverton es una economista agrícola, originaria de Missouri, Estados Unidos, quien durante su experiencia por varios años en otros países en desarrollo, se dio cuenta de que es común que los productos de mayor calidad se exporten, mientras que los de menor calidad se quedan en el país.

A esta pareja le ha sorprendido mucho que, aunque Nicaragua es un país con tradición cafetalera, pocos nicaragüenses tengan la oportunidad de degustar los deliciosos cafés producidos en el país.

Lo mejor

Precisamente de ahí les surgió la idea de seleccionar café de alta calidad en los departamentos cafetaleros de Nicaragua (Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia), tostarlo, molerlo y empacarlo, para venderlo a lo interno del país y exportar.

Es típico, dice Woolverton, de cualquier país en desarrollo, que casi el 100% del café de calidad se exporta y en el país solo queda el de menor calidad.

Por otra parte, subrayó que la idea también es que haya un café de mucha calidad y con buena presentación en el exterior representando a Nicaragua, ya que muchas veces los cafés que se exportan van mezclados con distintas variedades.

“Para nosotros la idea fue vender solo café fresco y trabajar con cafés especiales, porque vivimos aquí, estamos cerca de los productores y podemos trabajar de cerca con ellos y elegir nuestra propia calidad”, sostuvo Woolverton.

Pasión por el café

“Cuando vivíamos en Italia, bebíamos café todo el día. En la mañana es tradicional tomar un capuchino con pastel, y durante el día un ‘shot’ de espresso”, dice Ganley.

Antes de venir a Nicaragua, la pareja de norteamericanos vivió en Italia, pero ese es un país con poca tradición de cultivo de café.

“Nicaragua tiene uno de los mejores climas para café en el mundo, por la altura y todo lo demás. Entonces, la idea de venir a Nicaragua fue combinar la pasión por el café, los sabores de café, con la preparación y la mejor tierra para cafés”, explicó Ganley.

LO QUE GUSTA DEL CAFÉ

A partir de su experiencia como catador de puros, Ganley se ha dado cuenta de que la calidad del café, al final se define por el sabor.

“El sabor es el punto más importante para mí, y todos los cafés que tenemos tienen sabores diferentes y naturales. Depende de la altura, de las fincas, las zonas, el clima…”, explicó.

Por otra parte, Ganley destacó la importancia que se le da en los países europeos y norteamericanos a los cafés procesados por un tostador local. “¿Por qué es importante? Porque es café fresco”, aseguró.

Twin Engine Coffee, explicaron, utiliza una tecnología para conservar fresco el café y maximizar el sabor del grano. Son bolsas especiales, en las que depositan el café oro desde la finca hasta que lo tuestan.

Cada semana esta compañía tuesta el café que va a vender. Asimismo, para conservar el sabor, lo empacan en bolsas de aluminio más gruesas.

En la conservación de la calidad del café, también llamada consistencia, también juega un papel importante el trabajo con los productores. “Es súper importante para nosotros para tener la misma calidad año con año”, subrayó Ganley.

La pareja tiene experiencia con cooperativas y fincas familiares, que reúnen a unos 250 productores.

Mercado

La mayoría de las ventas de café Twin Engine Coffee exportado está en Estados Unidos. Ganley y Woolverton dijeron que su café también se vende en Europa y Asia, mercados en los que está creciendo su consumo.

Por ejemplo, uno de los países donde más se vende su café es Croacia, ya que es muy común tomarse un espresso después de la cena.

El café específico para ello es el “Nicaraguan Cigar Blend #1”, especial para el “mariaje” perfecto con puros de Nicaragua. Ese café está disponible en cuatro de los restaurantes más importantes de la capital croata, Zagreb.

Sin embargo, la pareja insiste en que su mayor interés es que el café de calidad producido en Nicaragua sea degustado por más nicaragüenses.

“Para nosotros, el mejor mercado es Nicaragua. Lo primero es por la educación de la calidad de café aquí, porque es importante que la gente conozca que hay café de buena calidad. Y segundo, porque todavía somos una pequeña compañía y es importante trabajar aquí y vender aquí por la buena andanza de la compañía”, explicó Ganley.

“Tenemos que exportar algo, porque el mercado aún es pequeño acá”, agregó Woolverton. La marca se puede encontrar en Managua, en Nostalgia Cigars, The Wine Store, Ola Verde y en el Aeropuerto Augusto C. Sandino; en León, en Panadería Pan y Paz, El Bodegón, The Lazy Turtle Hostal y Hotel Azul.

También está disponible en San Juan del Sur; Supermercado Las Segovias, Café Aromas Olé, Cuallitlán Hotel, Hotel La Campiña y tiendas artesanales, en Estelí. Twin Engine Coffee tiene como meta producir 2,000 bolsas de café de alta calidad mensualmente.

 

Selección garantizada

Seguridad.Twin Engine Coffee usa las especificaciones de la Asociación de Cafés Especiales de América (SCAA por sus siglas en inglés) para seleccionar los distintos tipos de café que venden.

La pareja está completamente convencida de que Nicaragua cuenta con esa calidad y Woolverton sugiere que los nicaragüenses deben saberlo también.

La empresa indica en sus empaques que el café viene de las altas montañas del norte de Nicaragua, y utiliza cafés tradicionales como caturra y bourbon. Además, algunas de sus presentaciones usan maragogype, java, entre otras.

Eso sí, aclaró Woolverton, es un café de alta calidad previamente seleccionado.

“Tenemos que ir a las fincas a hablar con los productores, y a los beneficios, con catadores, para comprobar el sabor y la calidad del café, porque tienen que estar en grado de especialidad”.

En Nicaragua, para ganar el certamen Taza de la Excelencia se requiere como mínimo alcnazar 85 puntos en la escala del SCAA.

 

“Nicaragua tiene uno de los mejores climas para café en el mundo, por la altura y todo lo demás. Entonces, la idea de venir a Nicaragua fue combinar la pasión por el café, los sabores de café, con la preparación y la mejor tierra para cafés”.

Colin Ganley, empresario del café