•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Alrededor de tres mil personas, la mayoría de la tercera edad, acudieron hoy a las instalaciones de Servigob, ubicada en las inmediaciones de la Asamblea Nacional, para tramitar sus cédulas de identidad.

Las oficinas de esta institución abrieron a las ocho de la mañana, pese a que desde en la madrugada ya habían personas esperando ser atendidas.

Según doña Magdalena Estrada, de 58 años, pobladora de Ciudad Sandino, el trámite es rápido, pero el inconveniente es que solo es para la cédula que tiene un costo de trescientos córdobas, y no para la que cuesta cincuenta.

Por su parte don Andrés Obando Flores y su esposa Petrona Urbina Dávila, llegaron a Managua desde ayer desde Nueva Guinea, para ser atendidos por la mañana y poder regresar a su lugar de origen.

Según Obando Flores, esta gestión le cuesta más de dos mil córdobas debido al pasaje, hospedaje y comida que tiene que pagar.

Mientras que Leoncia Hernández, 62 años, criticó al Consejo Supremo Electoral por no haber previsto “la avalancha de gente que se dejaría venir”, y no poner más personal para brindar atención.

A finales de noviembre el portavoz del CSE, Félix Navarrete, dijo a El Nuevo Diario que a más de 1 millón de nicaragüenses se les vencerá su documento de identidad este 31 de diciembre.

Con el vencimiento de la cédula, los ciudadanos podrían tener problemas para trámites civiles como casarse o cambiar un cheque en cualquier banco.