•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Dirigentes empresariales de Costa Rica ven oportunidades económicas para el país con la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua, cuyas obras deben comenzar en dos semanas.

El gigantesco proyecto valorado en 50.000 millones de dólares implicaría un aumento en la importación de productos costarricenses a Nicaragua y abre una nueva alternativa para trasladar sus exportaciones, dijeron los dirigentes citados por el semanario El Financiero.

Según Karina López, analista económica de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), el canal sería un dinamizador de la economía de Nicaragua, cuyo PIB per cápita es el más bajo de Centroamérica con 1.831 dólares anuales en 2013.

[Te interesa: HKND, canal es viable]

"Nicaragua es el quinto destino de las exportaciones costarricenses. Una mejora en el nivel de ingreso en Nicaragua podría impulsar el consumo y las importaciones", dijo López, citada por El Financiero.

Al mismo tiempo, la titánica tarea de construir el trazado de 278 kilómetros por el sur de Nicaragua abre oportunidades para que empresas costarricenses aporten bienes y servicios de construcción, según Fiorella Bulgarelli, directora ejecutiva de la Cámara de Exportadores de Costa Rica, aunque aclaró que sería "pensando en el supuesto de que la obra se materialice".

[Reacción: Empresarios nicas optimistas]

El proyecto del canal ha sido recibido generalmente con escepticismo y preocupación en Costa Rica por estar cerca de Panamá, que está por concluir la ampliación de su Canal, por la magnitud de la obra y por la consecuencias ambientales que podría tener sobre los recursos acuáticos fronterizos.

Las primeras obras de construcción del canal nicaragüense están proyectadas para comenzar el 22 de diciembre a cargo de la empresa china HK Nicaragua Development, que recibió una concesión para explotar la ruta por 50 años renovable por otros 50.