Róger Olivas
  •   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Desarrollar los valores de servicio, fraternidad y solidaridad con las personas de la tercera edad y el medioambiente, son parte de las obras sociales que desarrollaron los recientes bachilleres de varios colegios de la ciudad de Chinandega.

Antes de abandonar los centros de enseñanza, los alumnos de quinto año se dispusieron a colaborar con los asilos de ancianos, hogares con niñez discapacitada y renovar las áreas verdes de esos centros, como parte de las labores de crecimiento personal con sus semejantes.

El último de los colegios que eligió quedarse un día con los mayores del asilo de ancianos, fue el Instituto Politécnico España, cuyos bachilleres recolectaron dinero en efectivo producto de diversas actividades y entregaron víveres, artículos de limpieza y aseo personal.

El profesor Dionisio Moya, director del referido instituto, dijo que los bachilleres seleccionaron al hogar de ancianos porque tiene muchas necesidades. “Son el segmento poblacional menos atendido”, comentó.

Programa ecológico

El Colegio San Luis Beltrán, no se quedó atrás. Este año, sus bachilleres, fortalecieron el programa ecológico dentro del centro educativo y dedicaron varias horas para renovar jardines, limpiar el área verde y plantar árboles en el centro educativo así como en campos deportivos.

Los bachilleres del Colegio Hogar Paulo VI, embellecieron el centro de la ciudad de Chinandega, plantando árboles de sombra y compartiendo con el organismo “África 70”, en la capacitación y reciclaje de la basura, asumiendo además la tarea de multiplicar el aprendizaje con el resto de los alumnos de secundaria.

Los bachilleres del Centro Educacional “Mantica Berio” dedicaron, por su parte, sus horas sociales para compartir con escuelas de los alrededores de Chinandega, a quienes apoyaron con material didáctico y bibliografía.