•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Durante una reunión efectuada a pedido de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, los obispos expusieron ayer sus inquietudes sobre la construcción de la ruta interoceánica, a los delegados gubernamentales miembros de la Comisión del Gran Canal.

Al término del encuentro, que se extendió por más de tres horas, Telémaco Talavera, vocero de la comisión, calificó la reunión como “fructífera” y dijo que los jerarcas católicos plantearon “las inquietudes de la población”.

“Nosotros hemos explicado la lógica económica, social y humana del canal, en términos macro y micro. Hemos tenido un fructífero intercambio y hemos acordado mantener una comunicación fluida con ellos directamente en el territorio”, dijo Talavera, también presidente del Consejo Nacional de Universidades.

Según Talavera, entre las preocupaciones planteadas por los obispos está “qué va a pasar con las propiedades” por donde pasará el canal, “si serán indemnizadas justamente”, si habrá “reubicaciones y dónde serán”, y “si se van a crear opciones de empleo para la gente que habita en los territorios” afectados.

OBISPOS "OIDORES"

“Son inquietudes legítimas”, insistió Talavera a los periodistas. “Ellos son portadores de las inquietudes que tiene el pueblo en el territorio y por eso para nosotros ha sido muy importante este encuentro”.

A la reunión asistieron el diputado Edwin Castro; Lumberto Campbell, delegado presidencial en la Costa Caribe; y Paul Oquist, secretario privado del presidente Daniel Ortega.

El nuncio apostólico Fortunatus Nwachukwu dijo que “lo más positivo de este encuentro es el hecho de haberlo tenido”.

En tanto, el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Leopoldo Brenes, se limitó a decir “ustedes saben bien que en el documento que entregamos al señor presidente ya manifestamos nuestras inquietudes”.

“En primer lugar solamente escuchamos y luego vamos a tener otro encuentro para tener más datos. Lo interesante es conocer y darnos cuenta no solo de las inquietudes de nuestros fieles sino también de los técnicos, ahorita por parte del Estado, más adelante vamos a escuchar a otros entes especializados en los temas que toca el canal”, agregó el jerarca.

Talavera comentó que el tema de la marcha anticanal no se abordó con los obispos, porque “esta es parte de la libertad que hay en este país”.

TICOS VEN OPORTUNIDAD

Dirigentes empresariales de Costa Rica ven oportunidades económicas para su país con la construcción de un Canal Interoceánico en Nicaragua, cuyas obras deben comenzar en dos semanas.

El gigantesco proyecto implicaría un aumento en la importación de productos costarricenses a Nicaragua y abre una nueva alternativa para trasladar sus exportaciones, dijeron dirigentes citados por el semanario costarricense El Financiero.

“Nicaragua es el quinto destino de las exportaciones costarricenses. Una mejora en el nivel de ingreso en Nicaragua podría impulsar el consumo y las importaciones”, dijo Karina López, analista económica de la Promotora de Comercio Exterior, Procomer, citada por El Financiero.

Al mismo tiempo, la titánica tarea de construir el trazado de 278 kilómetros por el sur de Nicaragua abre oportunidades para que empresas costarricenses aporten bienes y servicios de construcción, según Fiorella Bulgarelli, directora ejecutiva de la Cámara de Exportadores de Costa Rica, aunque aclaró que sería “pensando en el supuesto de que la obra se materialice”.

 

El consorcio HKND emitió ayer un comunicado donde invita a ceremonia de inicio de la obra, en actos simultáneos que se realizarán el próximo 22 en Rivas y Managua. 

Marchistas vendrán en camiones a Managua

Protesta• Hoy está prevista la última marcha del año contra el canal, un megaproyecto valorado en US$50,000 millones. La marcha fue organizada por pobladores que habitan en los sitios ubicados en la ruta canalera, y se realizará en Managua.

Orlando Campos, organizador y habitante de Nueva Guinea, relató que el delegado del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, en esa zona, no otorgó los permisos para que puedan circular los buses en los que se trasladarán las personas hasta la capital. Igual situación atraviesan los pobladores de Rivas, Río San Juan y Chontales.

“Sin embargo nosotros nos movilizaremos en camiones hasta Managua. Vamos a marchar contra las expropiaciones, la destrucción del lago y la entrega de soberanía”, dijo Campos.