•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El responsable de educación y programas de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, Denis Darce, criticó “la discriminación” que existe en el proceso de renovación de cédulas de identidad, ya que mientras muchas personas las adquieren de manera gratuitas, otras son obligados a pagar trescientos córdobas.

Según Darce, el Gobierno debió anunciar con antelación el proceso de renovación de cedulas y otorgarle a la ciudadanía un periodo de unos seis meses para realizar ese trámite.

Señaló además que el Consejo Supremo Electoral debió crear las condiciones para que este proceso fuera de forma paulatina y así evitar la aglomeración de personas a como sucede actualmente.

En noviembre pasado el CSE informó que a más de 1 millón de nicaragüenses se les vencerá su documento de identidad este 31 de diciembre.

Con el vencimiento de la cédula, los ciudadanos podrían tener problemas para trámites civiles como casarse o cambiar un cheque en cualquier banco.