•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La llegada de la Navidad no trae alegría este año a la casa de Yudith Sánchez. Hace apenas 18 meses se convirtió en madre, y en unas semanas tendrá que separarse del pequeño Jerson, para viajar a Costa Rica en busca de un empleo.

Sánchez es originaria de La Gateada, Chontales, no conoce Costa Rica, pero debido a la necesidad de generar ingresos para la manutención de su hijo, ya planeó entregarle el niño a su padre biológico, Germán González Gaitán, para que se lo lleve a El Salvador, país donde desde hace 3 años trabaja en una lechería.

Ambos se encontraban en la oficina de Migración y Extranjería, en Juigalpa, realizando los trámites migratorios para el viaje que los separará.

“Es difícil. Es muy triste, pero uno tiene que hacerlo así porque quiere algo mejor para él (niño)”, manifestó la joven al revelar que aún no sabe dónde trabajará en Costa Rica.

más buscan salir

Alba Luz Mena, de 27 años es otra madre que dejará a sus niñas para buscar trabajo fuera del país. Dice que las dejará al cuidado de una tía, ya que tiene la oferta de un trabajo donde le ofrecen “buena paga”.

En las oficinas de Migración y Extranjería se observan en estos días, largas filas de usuarios esperando ser atendidos para tramitar pasaporte. La mayoría de las consultadas por El Nuevo Diario, dijeron que su destino es Costa Rica, y el motivo de su viaje es trabajar.

Alvin Jarquín, delegado de Gobernación en Chontales, manifestó que diciembre se caracteriza por el alto flujo migratorio y el incremento de las solicitudes de pasaporte.

Detalló que en esta época pasan de tramitar de 20 a 30 pasaportes por día, a entre 60 y 70.

“La ventaja este año es que hemos agilizado los trámites, porque todo es digitalizado y la fotografía se toma gratuitamente. Antes nos tomaba entre 10 y 15 minutos, y ahora son 3 minutos”, comentó Jarquín, quien informó que atenderán a la población hasta el 19 del corriente mes.

"Es difícil separarse. Es muy triste pero uno tiene que hacerlo así porque quiere algo mejor para mi hijo”. Yudith Sánchez, Habitante de La Gateada.