Ernesto García
  •  |
  •  |

Un chofer de la municipalidad y un motociclista pasarán la Navidad y el fin de año en la cárcel, para responder por una acusación de peculado en perjuicio de la alcaldía capitalina.

Inicialmente la acusación por la sustracción de combustible estaba dirigida contra cuatro trabajadores, entre ellos dos fiscales de transporte pesado de la Alcaldía de Managua, quienes se libraron del señalamiento porque el Ministerio Público no aportó nuevos elementos de prueba en su contra.

En tanto, Mardoní Alemán Reyes y el motociclista Randy Cortez Pupiro sí deberán responder ante la justicia. Así lo determinó la jueza Noveno de Distrito Penal de Audiencia de la capital, Indiana Gallardo, quien consideró que la Fiscalía aportó suficientes elementos de prueba para abrir causa en su contra.

Los hechos acontecieron entre el 24 de octubre y el 24 de noviembre del año en curso, período en que sustrajeron 119 galones de combustible de un camión propiedad de la Alcaldía, causando un daño patrimonial a la comuna por C$11,075.80, según la Fiscalía.

En el caso de los fiscales municipales, la Fiscalía tiene un año para aportar nuevas pruebas en su contra, y de no hacerlo la causa quedará archivada de manera definitiva, sentenció la judicial.