•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con su niña de dos meses en brazos, Aracely Reyes salió a la una de la mañana de su casa, ubicada en Tipitapa, rumbo a Managua, a las oficinas del Consejo Supremo Electoral, CSE, ubicadas en Multicentro Las Américas. Cuando llegó se quedó sorprendida de encontrar ya a unas 200 personas haciendo fila antes que ella, para solicitar la renovación de sus cédulas de identidad.

“Según yo, estaba madrugando para ser de las primeras, pero ya había tanta gente que aún estoy aquí todavía”, comentó a las 11:00 de la mañana de ayer, cuando le faltaban pocos minutos para ser atendida.

Se sentía afortunada porque horas después, cuando ya estaba cerca de entrar, los funcionarios del CSE se percataron de que llevaba a su bebé chineada y le dieron prioridad para pasar.

“Mi vecina que vino conmigo se tuvo que quedar haciendo fila normal. Pero es una barbaridad que muchos ancianitos y mujeres como yo, que no podemos dejar a nuestros hijos recién nacidos, tengamos que esperar por horas”, se lamentó.

Demanda

Las oficinas del CSE se saturaron este viernes, como el resto de la semana, de ciudadanos provenientes de Managua y algunos departamentos aledaños, que llegaron desde tempranas horas para renovar la cédula de identidad que se les vencerá el próximo 31 de diciembre.

La mayoría de personas consultadas por El Nuevo Diario manifestaron que el vencimiento de la validez del documento los tomó por sorpresa, y por eso están acudiendo masivamente en estos días.

En la sucursal ubicada en este centro comercial de Bello Horizonte, se constató que había preferencia en las filas para las personas de la tercera edad, embarazadas y mujeres con niños pequeños. Los funcionarios comentaron que están atendiendo a un promedio de 850 personas por día.

Largas “colas”

María Esther García salió a la una de la mañana de su casa en la colonia “10 de Junio”, con una pequeña silla plegable colgada del brazo. Detuvo un taxi y le pidió que la llevase a Multicentro Las Américas.

Aunque esperó nueve horas para ser atendida, se declaraba “contenta” porque el día anterior estuvo desde las siete de la mañana hasta el mediodía, esperando que le dieran uno de los números para entrar a las oficinas, pero entonces no tuvo suerte.

“Nos dijeron que ya habían dado todos los números, pero aun así me quedé esperando, a ver si tenía suerte y me atendían”, explicó.

Lesbia Corrales, de 82 años, del barrio “Carlos Marx”, criticó que las autoridades electorales avisaron a última hora sobre el vencimiento del documento de identidad y recomendó a ese Poder del Estado, reforzar con más personal las oficinas donde se tramitan las cédulas, para agilizar el servicio.

“No quieren gastar en abrir más locales, entonces que al menos inviertan en poner más personal para atender, porque están cobrándonos por algo que debería ser gratuito”, lamentó.

Otros ciudadanos como Juan Carlos Estrada, se encontraban molestos porque en algunas oficinas del CSE están dando solamente la opción de tramitar la cédula de identidad con formato nuevo, lo que tiene un costo de C$300.

“En ningún país del mundo le cobran a sus ciudadanos por tener derecho a un documento de identidad”, denunció.

 

Funcionarios del Consejo Supremo Electoral lamentaron que muchos ciudadanos solicitan la renovación de sus cédulas de identidad, pero no llegan a retirar sus documentos que están listos al día siguiente. En la sucursal de Multicentro tienen más de 1,200 cédulas sin retirar.