•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, anunciado ayer, así como las nuevas medidas en el ámbito comercial y migratorio, entre otros, contribuirán a que la economía cubana “dependa menos de Venezuela”, a criterio del economista Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides.

Chamorro consideró que las históricas medidas anunciadas ayer por Barack Obama llegan en buen momento.

“Algunos analistas señalan que esta es una movida de (Raúl) Castro como una

Te interesa: [El mundo entusiasmado con decisión histórica]

reacción a la caída de los precios del petróleo. De alguna manera (las disposiciones del Gobierno de Estados Unidos) ayudarán a la economía cubana a depender menos de Venezuela”, destacó Chamorro.

Durante catorce semanas el precio del barril de petróleo no ha dejado de caer, lo que representa un creciente riesgo de bancarrota para Venezuela, según la agencia Moody’s. La semana pasada el costo del barril cerró en US$57.53, un valor que está por debajo de lo previsto por el Gobierno sudamericano en su presupuesto de 2015.

Venezuela tiene las mayores reservas petroleras del mundo y obtiene el 96% de sus ingresos de las ganancias por el crudo. Se estima que a la isla envía a diario 100,000 barriles de petróleo.

 

 

Comercio mundial

“Ahora Cuba se une al comercio mundial, lo que es positivo para ese país y esto significa el inicio de un restablecimiento de relaciones que va a tomar varios años”, destacó Chamorro.

El analista Orlando Selva López resume en una frase la decisión del Gobierno de Raúl Castro respecto a su relación con Venezuela: “Cuba se está dando la mano con el enemigo de su amigo”.

Además de restablecer las relaciones diplomáticas con la isla, Estados Unidos amplió a doce las categorías para viajar a Cuba; aumentó de US$500 a US$2,000 la cantidad de dinero en calidad de remesas que pueden ser enviadas cada trimestre a los cubanos; y autorizó la expansión de ventas y exportaciones comerciales de ciertos bienes y servicios desde los Estados Unidos.

Te interesa: [El Papa Francisco, tercer protagonista]

“Los viajeros con licencia que vayan a Cuba tendrán la autorización de importar US$400 dólares en bienes desde Cuba, de los cuales no más de US$100 pueden consistir en productos de tabaco y alcohol combinados”, y “se permitirá que las instituciones de EE.UU. abran cuentas corresponsales en instituciones financieras cubanas, para facilitar el procesamiento de las transacciones autorizadas”, especificó una nota de prensa emitida por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Para el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, “las medidas van a abrir una nueva relación en el contexto regional latinoamericano”.

 

“Una victoria”

El diputado oficialista Jacinto Suárez, también secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional, calificó las medidas como una “victoria indudable de Cuba y de la gente más consecuente y más seria de Estados Unidos”.

“El tener a Cuba aislada era un asunto obsoleto que no tenía ningún sentido”, expresó Suárez.

A su juicio, “en la práctica” este es el inicio del levantamiento del bloqueo impuesto a la isla desde febrero de 1962. “Levanta restricciones de carácter comercial y algunas de las partes importantes del bloqueo tendrán que ser derogadas”, consideró el legislador.

Durante su discurso ayer, Barack Obama dejó claro que las medidas tomadas son “las que yo puedo tomar como presidente, para cambiar esta política”. El embargo “que se ha impuesto durante décadas ahora se codifica en la legislación” y a medida “que estos cambios se desarrollen, espero poder envolver al Congreso en una discusión seria y honesta sobre la eliminación del embargo”.

 

Ortega: “Acuerdos históricos”

En una nota de prensa emitida ayer por el Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno de Nicaragua, una hora después del anuncio simultáneo de los presidentes de Estados Unidos y de Cuba, el mandatario Daniel Ortega celebró los acuerdos.

“Saludamos el firme mensaje del presidente y general de Ejército Raúl Castro Ruz y las valientes decisiones del presidente Barack Obama. Entendemos que se abre una etapa nueva en la historia de nuestra América y el Caribe, que restituye al pueblo cubano derechos y reconocimientos que habían sido usurpados por las autoridades norteamericanas”, detalla.

El Gobierno destacó “el profundo respeto, el equilibrio y elevado nivel en que ha trabajado la hermana República de Cuba para alcanzar estos históricos acuerdos, bajo la siempre presente y sabia conducción del jefe de la Revolución, comandante Fidel, de Raúl su presidente, y de todos sus equipos de trabajo, en el Estado y el Gobierno”.

 

EE.UU. reconoce fallo

Tesis. “Esta política rígida no sirve bien ni al pueblo estadounidense ni al pueblo cubano, y se origina en eventos que ocurrieron antes de que muchos de nosotros naciéramos. Piensen que por más de 35 años hemos tenido relaciones con China, un país mucho más grande también gobernado por un Partido Comunista. Hace casi dos décadas restablecimos relaciones con Vietnam, donde luchamos una guerra en la que perecieron más estadounidenses que en ninguna confrontación de la Guerra Fría”, expresó Barack Obama.

Obama calificó como un “enfoque obsoleto” el de la política hacia Cuba y dijo que “si bien personalmente he estado listo para tomar otras medidas desde hace algún tiempo, un gran obstáculo se interponía en el camino, la encarcelación injusta en Cuba de un ciudadano de Estados Unidos y un subcontratista de Usaid, Alan Gross, por cinco años”.

“Después de todo, estos 50 años han demostrado que el aislamiento no funcionó”, dijo el mandatario estadounidense, quien aunque no expresó que sacará a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo, orientó estudiar la posibilidad de hacerlo.