•   Estelí  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pese a la caída en los precios del barril de petróleo en el mercado internacional, las tarifas por cobro de energía eléctrica no bajarán, aunque tampoco subirán, dijo ayer en esta ciudad el vicepresidente Omar Halleslevens. Según el funcionario, el Gobierno pretende mantenerlas como están.

Halleslevens dio estas declaraciones durante una visita de trabajo que realizó a la Facultad Regional Multidisciplinaria Farem-UNAN-Estelí . El vicemandatario comentó que el Estado subsidia en la actualidad las tarifas eléctricas, lo que considera es una carga económica “bastante pesada con las comercilaizadoras”.

"Eso genera deuda, y la tenemos que pagar. Acuérdense de que hay mucha gente que tiene el servicio y no paga”, expresó. Dijo que eso se suma al subsidio que se hace vía ley. "Estoy seguro de que una vez que Nicaragua salga de ese problema, habrá tarifas más baratas, igual que las hay en otros países centroamericanos", dijo.

 

Quejas

El vicepresidente reconoció el alivio de los precios bajos en el crudo para la economía nicaragüense, pero añadió que el impacto en el tema de las tarifas solo se verá cuando haya una racionalidad entre el consumo y la paga de cada ciudadano.

“Lo que podemos hacer es recomendar el ahorro para aplicar al subsidio, con eso tenemos menos cobro”, señaló.

Las organizaciones que defienden a los consumidores reclaman una baja en las tarifas en correspondencia con la baja en los precios del crudo con que se genera la electricidad. “Si subiera el petróleo, seguro ya habrían subido las tarifas. No hay concesión opara los clientes, solo las empresas salen ganando”, criticó María de los Ángeles Cáceres, de la Liga de Defensa del Consumidor en Estelí.

 

Consumidor

Sergio Castillo, un usario, se quejó del tipo de servicio de energía eléctrica que brinda la empresa distribuidora. “Hay cortes, aumento de tarifas por consumo, y eso nadie lo ve”, se lamentó.

Coincidieron en señalar que el Gobierno debería de implementar mecanismos

para defender al consumidor, ahora que existe una situación favorable en los

precios de los combustibles en el mercado internacional, pero además trabajar en controlar mejor el servicio.