•  |
  •  |
  • END

Altos ejecutivos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hoy anunciaron que Nicaragua recibirá un préstamo de 32 millones 700 mil dólares para apoyar un amplio programa de inversiones con el fin de fortalecer el sector eléctrico de nuestro país y mejorar el servicio que reciben los nicaragüenses.

En una nota difundida hace pocos minutos, el BID promete que a esta inyección de capital para el sector energético se sumará un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y del Banco Europeo de Inversiones (BEI), por un total de 40 millones 800 mil dólares.

Aseguran que el gobierno de Nicaragua está aportando una contrapartida de 4.8 millones de dólares a este mismo programa de fortalecimiento del sector energético, que en total estaría recibiendo mediante 78 millones 300 mil dólares.

Los fondos serán ejecutados por todas las empresas e instituciones del Gobierno que son parte del sector energético, entre ellas el BID menciona al Ministerio de Energía y Minas (MEM), la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) y la Empresa Generadora Hidroeléctrica (Hidrogesa), subsidiaria de la Empresa Nacional de Electricidad (ENEL).

El préstamo servirá de forma exclusiva para la construcción y fortalecimiento de obras de transmisión y transformación necesaria para sostener la calidad y confiabilidad del servicio de energía eléctrica.

Además, este desembolso apoyará un proyecto piloto de cooperación entre los sectores público y privado, para normalizar el suministro de electricidad en barrios marginales, reducir pérdidas y propiciar una cultura de pago por servicio.

El BID anuncia que “prevé considerar un nuevo financiamiento de 40.2 millones de dólares para el programa para cuando haya avanzado su ejecución, que incluiría la rehabilitación y la expansión de la red de transmisión de Enatrel y la rehabilitación del complejo hidroeléctrico Centroamérica-Santa Bárbara”, las dos principales plantas generadoras de Hidrogesa.

“Se espera que las obras mejoren el suministro de electricidad tanto para consumidores residenciales como para los comerciales e industriales”, estima el BID.

Asimismo, se anticipa que el programa sentará bases para un desarrollo sostenible del sector eléctrico de Nicaragua en el mediano plazo, creando condiciones e incentivos para nuevas inversiones en generación.