•   Nueva Guinea, RACS  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las protestas en contra del proyecto del canal interoceánico se mantenían hoy en Nueva Guinea, pero algunas fuentes han informado que podría establecerse una negociación.

Los protestantes interrumpen el tráfico vehicular hasta por tres horas y aunque algunos conductores respaldan la acción, otros han mostrado desacuerdo porque no pueden llegar a sus centros de trabajo.

Jacob López, una mujer que esta mañana pretendía viajar a la capital,  dijo que vio a personas enfermas, mujeres embarazadas y a ancianos preocupados por no poder movilizarse.

Por su parte, un taxista que no quiso revelar su nombre, dijo que respaldaba la marcha, aunque admitió que sufre retrasos en sus labores.

“Lo que estamos haciendo es pasar a la gente a pie de un lado a otro (del tranque) para poder trasladarlos a las diferente zona de Nueva Guinea”, dijo.

Agentes policiales se mantienen en el lugar para resguardar el orden.