•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A pocos días de cumplir sus 97 años el reconocido trovador de “Las Segovias”, Felipe Urrutia Delgadillo, se rindió a la muerte la noche de este 26 de diciembre de 2014.

Dejando un legado de humildad y cultura popular, Urrutia expiró en su casa de habitación ubicada en la comunidad “El Limón”, situada en la parte sur del municipio de Estelí.

Su cuerpo ya sin vida fue trasladado al hospital regional San Juan de Dios de Estelí. En tanto, la Alcaldía y organizaciones de artistas locales y nacionales preparan para este sábado una serie de homenajes. Urrutia Delgadillo cumpliría años el próximo 5 de febrero de 2015.

Su trayectoria

Recopilador de polcas, valses y mazurcas el “trovador de Las Segovias” en la década de 1980 constituyó el grupo musical “Don Felipe y sus Cachorros” compuesto por hijos y nietos, sobresaliendo entre ellos Leopoldo.

Don Felipe, el recopilador de polkas, mazurcas, cumbias y jamaquellos fue un baluarte de la música norteña que se mantuvo incólume, firme como un roble y con la terquedad  que desde joven lo determinó.

Desde los años 1970, cuenta el ex alcalde esteliano, músico y compositor, el doctor Ulises González, Urrutia se dedicó al arte cultural que por sus polcas y mazurcas lo convirtieron en  una personalidad de fama nacional e internacional.

“Siempre lo animé a que desarrollará su labor de recopilador de la música norteña y sin duda sus grandes aportes lo ubican en un sitio especial de la historia”, recordó González.

Urritia y González compartían también ideología, la sandinista. En los años 80, la casa del facultativo, guitarrista y gallero empedernido, el doctor González, siguió siendo lugar de extensas reuniones de cantautores.

Urrutia viajó a Estados Unidos, Cuba  y México entre otras naciones donde dio a conocer la música nicaragüense. Casi al finalizar la década de 1980, en tiempos del primer periodo del gobierno sandinista, la entonces Empresa Nicaragüense de Grabaciones Culturales, Enigrac, grabó un disco.

También grabó un casete con varias de sus piezas musicales recopiladas y las mismas trascendieron las fronteras continentales porque se conocieron en países europeos, fue declarado en vida por el Consejo Municipal y la alcaldía de Estelí “Hijo Dilecto de Estelí”, y merecedor de la Orden Nacional Augusto C. Sandino.

Su matrimonio

Nacido un cinco de febrero de 1918, Urrutia Delgadillo contrajo matrimonio con la señora Juana Arauz, quien falleció en años recientes.

Don Felipe se hizo merecedor de grandes homenajes, entre estos, recibió el reconocimiento de la Orden Cultural “Rubén Darío”. Fue recopilador de piezas musicales  como “El Grito del Bolo” una polca ahora convertida también en Polca Cumbia por un reconocido grupo musical nicaragüense.

Según la historia, Urrutia participó en la lucha en defensa de la Soberanía Nacional, junto al General Augusto C. Sandino. Precisamente el escritor y poeta esteliano Juan Urbina Osegueda el año pasado lanzó un libro titulado “Las Caiteadas de don Felipe”.

“Felipe Urrutia nunca se apropió de lo ajeno, como recopilador retorna a su pueblo esa vertiente musical, deleitó con sus  las polcas, valses y mazurcas segovianas”,  ha señalado en distintos homenajes tributados en vida al trovador segoviano, el reconocido cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy.

Don Felipe recreó las polcas, las cumbias, jamaquellos y valses estelianos, pero nunca dijo que eran de su autoría. Fue en todo momento un hombre íntegro, señaló por su parte el licenciado Francisco Rodríguez, miembro de la Comisión Ideológica del FSLN en Estelí.

En varias ocasiones el periodista cultural y especialista Wilmor López, amigo personal del doctor Ulises y de Urrutia, señaló que juntos hacían un “dúo dinámico”.

Urrutia desde hace más de tres años se encontraba con su salud quebrantada. Hoy a partido al más allá pero su herencia cultural perdurará en los años y su aporte jamás será olvidado en Las Segovias.