•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, solicitó a la Policía Nacional liberar a los seis campesinos de Rivas y de El Tule, Río San Juan, que se encuentran detenidos desde el pasado 23 y 24 de diciembre en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, a la vez que interpuso dos recursos de exhibición personal en los tribunales de apelaciones de Granada y Chontales.

Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, señaló que desde la jefatura de la DAJ les informaron que los seis detenidos serían acusados, indagaron en el Ministerio Público para confirmar esa versión, pero hasta ayer la acusación no había sido interpuesta.

El viernes se cumplieron las 48 horas exigidas por la ley para que los investigados por la Policía pasen a la orden del juez.

Esperanza

“Conservamos la esperanza de que los liberen el lunes, le hemos dicho a la Policía que tomen en cuenta que estas fechas se deben pasar en familia”, indicó Cuevas, quien refirió que en la DAJ les habían prometido permitirles ver a los detenidos ayer, pero al final no lo hicieron argumentando que era sábado.

Las personas que permanecen en las celdas de la DAJ, conocidas como El Chipote, son: Octavio Ortega Arana y Ronald Henríquez, de Rivas; Freddy Antonio Orozco, Danilo Lorío, Jairo Lazo y Manuel Antonio Vega, de El Tule, Río San Juan.

Todos ellos son parte de los 47 campesinos detenidos la noche del 23 de diciembre y la madrugada del 24, cuando protestaban contra el canal interoceánico.

EN MANAGUA

Cuevas indicó que los recursos de exhibición personal fueron interpuestos por familiares de los detenidos en los tribunales de apelaciones de Granada y Chontales, y agregró que el lunes a primera hora interpondrán otro en Managua. También dijo que esperarán hasta las 10:00 a.m. de ese día para que les permitan ver a los investigados o los liberen, y que de no hacerlo tomarín otras acciones, de las cuales no quiso dar detalles.

Agregó que el subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Ramón Avellán, accedió a la petición de hablar con la mamá de Octavio Ortega Arana, uno de los dirigentes de los protestantes, para informarle sobre el estado de salud de su hijo, quien es diabético e hipertenso.

Según Cuevas, el jefe policial aseguró que Ortega Arana fue atendido por un médico y se le suministraron medicamentos, además dijo que si sufre alguna complicación sería llevado al Hospital Carlos Roberto Huembes.