•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un total de 308 motos fueron trasladadas en los últimos dos días al depósito municipal de la capital, durante un operativo en el que la Policía Nacional mostró “cero tolerancia” con los motoristas, informó ayer el comisionado Juan Valle Valle, jefe del Departamento de Tránsito de Managua.

Las súplicas por parte de los motoristas ante los oficiales de tránsito no valían de nada. “¡Ayúdame hermano!, tengo que ir a trabajar, tengo que hacer un viaje”, decía Franklin Zamora a uno de los oficiales que lo retuvo ayer en los semáforos de El Dorado, porque su acompañante andaba un casco poco seguro.

El comisionado Valle Valle explicó que la mayoría de los conductores a quienes se les retuvo el vehículo de dos ruedas, andaba sin seguro, casco o licencia. El jefe policial agregó que el operativo que se desarrolla en el marco del “Plan Diciembre Seguro” tiene como objetivo disminuir los índices de accidentalidad y muertes sobre las carreteras.

El viernes pasado, en el primer día del plan, se trasladaron 178 motocicletas al depósito municipal y ayer al cierre de nuestra edición se contabilizaban 130 vehículos de dos ruedas, según cifras oficiales de Tránsito.

“Hay una preocupación grande, porque los motorizados creen que se les pone la multa y que ellos pueden seguir conduciendo de esa forma durante varios días...… Ebriedad y manejo temerario vale suspensión de la licencia (…) vamos a suspender esas licencias”, advirtió el jefe policial.

En todos los casos anteriores, de conformidad al artículo 138 de la Ley de Tránsito, el conductor debe aclarar el origen o la procedencia del automotor y la situación del mismo, en caso contrario el vehículo será enviado a un depósito municipal o privado debidamente habilitado.

“Esperamos que ellos se reivindiquen para que comiencen a cuidar ellos mismos su vida”, reveló, mientras trabaja en uno de los retenes, el inspector Carlos Guerrero, jefe de sección de la Brigada de Tránsito.

Buenos resultados

Pese al malestar que el plan genera entre algunos conductores, el jefe del Departamento de Tránsito de Managua destacó que este viernes no se registró en Managua ninguna muerte por accidente, lo que valora como positivo.

“Cero muertes, entonces esto significa que el plan va dando resultados. Este plan no crean que es por uno o dos días, será permanente, aquí el que anda sin casco que se atenga a las consecuencias”, advirtió el comisionado.

El caso de Julio Delgadillo, de 26 años, es diferente: lleva un mes esperando que Tránsito le apruebe la categoría para motos, pero ayer, por asuntos de trabajo, tuvo que conducir su moto que al final terminó en el depósito municipal.

En Managua, más de 1,000 policías de las diferentes especialidades de la institución están participando en el plan.

En El Dorado, la autoridad hace alto a cada motorista que circula por esa vía. “¡Buenos días!, licencia, circulación, seguro y cédula”, indica uno de los uniformados que recién detuvo a un motorista.

“Creo que es un buen control y es importante para la ciudadanía para ofrecer seguridad, tratar de evitar más muertos, porque sin casco lleva las de perder uno y porque hay gente que anda en estado de ebriedad”, explicó Julio Salmerón, habitante del barrio Costa Rica.

La comisión interinstitucional al presentar los resultados del “Plan Belén” destacó que entre el 24 y 25 de diciembre se reportaron 15 muertes, seis de ellos en accidentes de tránsito.

revisión

“A veces van hasta seis (personas) en una moto, y la accidentalidad en moto va para arriba. Por orientación de la jefatura se tomó esta decisión, inclusive para revisar chasis, porque hay una cantidad de motos que son robadas”, agregó Valle Valle.

El jefe policial reveló que a partir de mañana revisarán los casos de las motos que fueron retenidas el viernes pasado, y el martes atenderán los del sábado.