•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Más de 80 parejas aprovecharon hoy la última misa dominical del año para contraer matrimonio en la Catedral Metropolitana de Managua.

"El Señor nos concede en esta iglesia familiar, concluir con este acto hermoso de más de 80 parejas que hoy se consagran al Señor, con su amor a través del matrimonio", dijo el cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, quien enlazó a las parejas después de la misa.

Brenes recordó que el matrimonio "es una vocación" para la cual hay que prepararse, tal como "en un seminario un sacerdote".

"El matrimonio como vocación es ir creciendo cada día, ir conociendo cada día, e ir poniendo a Cristo como el centro de nuestras vidas", señaló el cardenal.

Asimismo recomendó a las parejas poner en el centro de sus vidas a Cristo.

"Pongan a Cristo en el centro de sus vidas, porque estando Cristo en el corazón, cualquier problema que pueda darse, se puede superar", resaltó.

Año de la familia

La ceremonia fue rápida, ordenada y tardó más de 2 horas.

"A nivel arquidiocesano concluimos el Año de la Familia, ese deseo del papa Francisco, que en todo el mundo católico pudiésemos celebrar un año dedicado a la familia", había dicho Brenes al iniciar la misa.

El cardenal agradeció a los sacerdotes y a las pastorales familiares de las parroquias por promover, consolidar y afianzar "la grandeza de la familia".