•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Alrededor de 35 ancianos del Hogar San Antonio participaron en una misa, cena y bailes al son de marimbas. Además agradecieron a padrinos y cooperantes, quienes hicieron posible la celebración de la Navidad.

Doña Petronila Cano mostró su felicidad con el derroche de las festividades propias de esta temporada.

“Mi padrino me ha regalado un montón de cosas, vestidos, pijamas, ropa interior y mis sandalias. Doy gracias a Dios por las bendiciones que hemos recibidos”, indicó Cano.

Sor María Eduviges Arias, superiora de la comunidad del Hogar San Antonio, expresó su agradecimiento para todas aquellas personas que colaboraron y contribuyeron para que los ancianos estrenaran una mudada y tuvieran la cena navideña en su mesa.

NECESIDADES

“A las 3:00 p.m. se efectuó la Santa Eucaristía, donde le pedimos al Señor que bendijera a todas aquellas personas que llevaron un momento de alegría a los ancianos del asilo”, dijo sor María Eduviges.

La religiosa comentó que esta actividad comenzó en los primeros días de diciembre, porque desde esa fecha los padrinos de los ancianos llegaban a hacer entrega de los obsequios; no obstante, fue hasta el 22 de diciembre que los ancianos se reunieron alrededor del árbol de Navidad, donde se les hizo entrega de sus paquetes y entonaron cantos navideños.

Sin embargo, sor María Eduviges recalcó que los principales problemas que agobian a esta institución benéfica son la alimentación y la falta de medicamentos, debido a que la mayoría de ancianos son pacientes crónicos. Asimismo, agregó que escasean los recursos para dar mantenimiento a la infraestructura del hogar.

“Cualquier persona que desee colaborar o contribuir, puede dirigirse directamente a las instalaciones del Hogar San Antonio y dejar su ayuda”, aseguró sor María Eduviges.