•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por medio de un proyecto, la Asociación de Desarrollo Comunitario del Departamento de Carazo, Adeca, generará al menos 15 nuevos empleos para aquellas personas que están laborando informalmente y en condiciones infrahumanas en la recolección de desechos sólidos en el vertedero municipal de la ciudad de Diriamba.

“El objetivo es organizar a quienes laboran informalmente en el vertedero de Diriamba. Se piensa crear un modelo de comanejo con la municipalidad, la empresa privada y los recicladores. Ellos van a tener, en base al convenio de comanejo, un empleo y un salario básico por producción”, explicó Walter Guzmán, coordinador de Adeca.

Refirió que el proyecto busca el fortalecimiento de las capacidades técnicas y operativas de la dirección de servicios municipales, mediante el establecimiento de un centro de acopio municipal de desechos.

Para ello, construirán un galerón, una bodega y una pila de agua en el vertedero. Además, a las personas que laboren en dicho centro les entregarán equipos, herramientas y medios de protección.

El proyecto requiere en su primera etapa de la conformación de una cooperativa de recicladores, proceso que ya inició con la capacitación de 30 personas.

Proyecto piloto

Según el coordinador de proyectos de Adeca, cuentan con un diagnóstico municipal, sobre el cual se implementará esta iniciativa como un proyecto piloto.

“Queremos hacer de Diriamba un municipio modelo para replicar posteriormente el proyecto en otros municipios del departamento”, agregó.

Dijo que podrían intercambiar experiencias con los miembros de un proyecto similar del municipio del Rosario. También se articulará un plan operativo para hacer recolección en los colegios y promover la participación de los estudiantes.

Guzmán adelantó que se hará un proceso de recolección en paralelo al que realiza la comuna, luego los desechos serán almacenados en el centro de acopio del vertedero. Posteriormente, previo a su separación de acuerdo al tipo, van a ser compactados, empacados y comercializados.

Añadió que ya existen contactos con las empresas recicladoras a nivel nacional, que estarían comprando los desechos procesados a la cooperativa en Diriamba.

Una de estas empresas ha hecho un pedido para que se le entregue cada semana aproximadamente dos mil kilos de desechos; sin embargo Guzmán dice hay que ver esto desde el punto de vista social, ambiental y no mercantil.

Se espera que el centro de acopio compre y venda los desechos, procurando la participación de las familias pobres que se dedican a dicha actividad. Además, procurarán que el proyecto tenga autosostenibilidad y esto lo harán con la participación de la ciudadanía y la empresa privada.

“La intención es que el ciudadano sepa que hay un centro en donde se acopian y se comercializan los desechos”, precisó.

Para disminuir el impacto ambiental y no contaminar la cuenca del río Grande en Carazo, se establecerá una compostera.