•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los 627.5 kilos de cocaína incautados en 28 sacos por miembros del Distrito Naval del Pacífico de Nicaragua, DNP, a tres ecuatorianos y un colombiano a bordo de la lancha rápida “Betty”, de bandera ecuatoriana, fueron incinerados la tarde del sábado en el puerto de Corinto.

La quema de los 560 tacos de droga duró 3 horas y 45 minutos, y se hizo ante las autoridades judiciales, fiscales, policiales y navales.

La Fiscalía acusó a los ecuatorianos Jairo Manuel Cortés Arboleda, de 31 años, José Javier Chasing Limones (32) y Carlos Eduardo Villamar (48), así como al colombiano Rubiano Guerrero, de 36. A estos la jueza Primero de Distrito Penal de Audiencias, Saskia Carrillo Roque, les decretó prisión preventiva.

Los sospechosos enfrentan cargos por la aparente coautoría de transporte ilegal internacional de droga, la que hundieron en el mar, pero le colocaron una baliza con GPS.

INICIAL

La jueza Carrillo programó para las 9 a.m. del próximo 12 de enero la audiencia inicial para los cuatro sudamericanos, que al momento de su captura alegaron ser pescadores que habían naufragado.

Los extranjeros fueron capturados por soldados de la Naval a dos millas náuticas del puerto de Corinto, el 23 de diciembre, en un operativo conjunto de la Unidad de Inteligencia Naval de México, Gobierno de Estados Unidos y órganos de Inteligencia del Ejército de Nicaragua.