•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Familiares de las seis personas que permanecen detenidas desde el pasado 24 de diciembre por oponerse a la expropiación de sus tierras, pidieron al cardenal Miguel Obando y Bravo, Arzobispo emérito de Managua, interceder ante las máximas autoridades de Gobierno.

El pedimento fue hecho hace pocos minutos, durante una conferencia de prensa brindada por los familiares de los seis detenidos, en la sede de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH.

En la misma comparecencia, denunciaron que “sus seres queridos permanecen detenidos ilegalmente desde hace cinco días” en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, conocidas como “El Chipote.

Mientras tanto el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, presentó recursos de amparo a favor de los detenidos en los tribunales de apelación de Managua, Chontales y Granada.

Abogados del Cenidh señalaron que el único tribunal que les dio respuesta fue el Chontales, donde nombraron como juez ejecutor al abogado Miguel Calero Jaime, quien ya se inhibió de actuar como tal por ser funcionario de Gobierno.