•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sin duda, la llegada del Año Nuevo 2015 trajo resultados positivos para los vendedores de pólvora en los diferentes puestos de venta ubicados en la capital.

Desde ayer se observaba que algunos tramos eran desmantelados por los vendedores, en cuyos rostros se apreciaba la satisfacción de haber obtenido buenas ganancias con las ventas de pólvora en los últimos días de diciembre, según relataron algunos de ellos.

En un recorrido realizado por El Nuevo Diario, se visitó la zona del Parque Bartolomé, donde se instalaron 11 puestos de venta, y el sector de Tiscapa donde se ubicaron ocho. En total en 2014 las autoridades policiales y de los Bomberos autorizaron 22 puntos de venta con 122 comerciantes en toda Managua.

POCA MERCADERÍA

“Hubo escasez de productos”, considera Esperanza López, vendedora de pólvora del sector del Parque Bartolomé, quien expresó que a pesar de contar con poca mercadería, logró vender la mayoría de sus productos.

Sin embargo, comentó que para este fin de año los comerciantes de pólvora se vieron afectados en cuanto al abastecimiento de la misma, limitándolos a recibir menor cantidad de productos e, incluso, exponiéndolos a la venta de artefactos falsificados, como los volcancitos y cachinflines.

Pese a los inconvenientes referidos, algunos vendedores del sector valoraron como positivas sus ganancias en diciembre.

LOS MÁS BUSCADOS

“Se vendió un poco de todo. Las ventas estuvieron muy buenas, comparadas con otros años, por eso es que se escuchó mucha tiradera”, refirió Raúl Buchting. Por su parte Yamileth Mercado, vendedora del sector de Tiscapa, dijo sentirse satisfecha con las ventas que “rebasaron sus expectativas”, además de que casi no le sobró producto”.

La pólvora china, en especial las llamadas “baterías”, fueron de los productos más buscados, cuyos precios oscilaban entre C$1,500 y C$2,000.

Otros productos que también generaron buenos ingresos a los vendedores fueron las carga-cerradas, los morteros, los cohetes y las candelas romanas, arbolitos de luces y Pili crackers, según detallaron.