•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Reflejando en el rostro la nostalgia por los seres queridos que dejan en casa, pero albergando la esperanza de reencontrarse con ellos en la Navidad del 2015, Marlene Blandón García, de Jalapa, municipio de Nueva Segovia fronterizo con Honduras, inició la madrugada del sábado la larga travesía de aproximadamente 763 kilómetros que la llevará hasta San José, Costa Rica para reintegrarse a sus labores domésticas.

Así como Blandón, miles de nicaragüenses retornaron este fin de semana a la vecina nación del sur saturando los espacios en las empresas de buses que brindan el servicio de transporte internacional hacia la capital josefina y los autobuses que cubren la ruta Managua- Peñas Blancas.

“Salí a las dos de la madrugada de Jalapa y espero abordar bus hoy mismo (sábado) para Costa Rica porque quedarme a dormir en Managua para mañana (domingo significa más gasto”, expresó Blandón, quien esperaba abordar un bus en las afueras de la empresa “Nica Express”.

Blandón, quien por séptimo año consecutivo realiza el agotador viaje relató que hace el sacrificio de trabajar en aquel país – Costa Rica- para ayudar a sus dos hijos a concluir sus estudios universitarios.

12 horas de viaje

A los miles de nicaragüenses que viajan trasbordando autobuses por la ruta Managua- Peñas Blancas- y que luego abordan otra unidad de transporte colectivo en territorio costarricense para llegar hasta la capital josefina, les espera un largo recorrido que dura ente 10 a 12 horas.

La travesía que inicia una vez que salen de sus hogares en Nicaragua, tiene como primera “escala” la terminal de autobuses del Mercado “Roberto Huembes” donde los espera una larga fila que avanza sobre un pasillo bordeado por improvisados negocios.

En la bahía donde abordan el autobús les toca lidiar con los oportunistas que buscan cómo abordar la unidad de transporte sin haber hecho la fila y con un improvisado puesto de gaseosas y jugos que obstaculiza la pasada.

Luego, inicia el viaje que se prolonga hasta tres horas, refirió Claudia Pereira Solís, originaria de Nagarote, municipio de León y quien ayer, domingo, retornó a Costa Rica para reintegrarse como doméstica, luego de pasar las fiestas de Año Nuevo con su familia en Nicaragua.

“Cuando llegamos a Peñas Blancas caminamos aproximadamente 500 ó 600 metros hasta el puesto fronterizo cargando nuestras maletas para chequear en Migración de Costa Rica y luego abordar el otro autobús”, relató Pereira.

Pero antes de caminar ese trayecto, ya les tocó estar a la intemperie en la frontera nica esperando poder sellar su pasaporte bajo el sol y grandes nubes de polvo, propios de esta época de muchos vientos.

Todo este trajín por la aglomeración de viajeros de Nicaragua hacia la vecina del sur puede llevar unas tres horas, explicó Pereira, quien dejó su trabajo de obrera de la maquila en territorio nacional por una mejor paga en la vecina nación del sur.

Romería en la madrugada

Desde la madrugada, centenares de nicaragüenses llegados de los cuatro puntos cardinales del territorio nacional abarrotaron la terminal de autobuses del Mercado “Roberto Huembes” para abordar un autobús que los llevará hasta el puesto fronterizo de Peñas Blancas.

“Entre las cuatro de la madrugada y las nueve de la mañana salieron – de la terminal de buses del Roberto Huembes- 50 autobuses el sábado y el domingo igual cantidad, refirió el inspector del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, Daniel Robles Molina.

Robles agregó que por la sobredemanda de pasajeros se adelantaron los horarios de salida de los autobuses y se autorizó a quienes cubren la ruta Managua- Rivas extender su recorrido hasta el puesto fronterizo de Peñas Blancas.

Cupos llenos

Mientras que las cuatro empresas que brindan el servicio de transporte Managua- San José, también enfrentaban una sobredemanda de boletos por el exceso de viajeros en esta temporada “alta”.

“En este momento, (se refiere al pasado sábado) tenemos boletos vendidos hasta el 6 de enero, es decir que solo hay disponible para el 7 de enero en adelante”, explicó Enrique Quiñónez, gerente general de Nicabus.

El empresario indicó que la avalancha de nicaragüenses, procedentes de Costa Rica hacia Nicaragua comenzó a notarse a partir del 19 de diciembre pasado y que el mismo fenómeno, pero en sentido contrario se comenzó a presentar a partir del pasado viernes 2 de enero.

Por su parte, Janeth Valle, asistente administrativa de Tica Bus, dijo que esa empresa está realizando un promedio de 12 viajes a diario cuando lo normal en los últimos meses por una disposición del MTI son dos al día.

En términos similares se expresaron Luis Mejía, supervisor de Nica Express y José Leonel Mendoza, funcionario de Transnica, cuyas empresas también están realzando viajes extraordinarios a Costa Rica para poder responder a la demanda del público.

Más viajeros

Las empresas de transporte internacional esperan que la temporada alta de pasajeros de Nicaragua a Costa Rica se extienda hasta el domingo 11 de enero.

 

Requisitos

Los nicaragüenses que no tienen cédula de residencia en Costa Rica deben mostrar al entrar a Costa Rica pasaje de retorno a Nicaragua.

 

Cambistas

El retorno masivo de miles nicaragüenses a Costa Rica ha activado el mercado de compra y venta de colones en las terminales de buses que cubren la ruta – Managua – San José y Managua- Peñas Blancas.

28.75 dólares vale el pasaje  Managua- San José  directo en los autobuses de las empresas de servicio internacional.

77 córdobas cuesta el  pasaje Managua- Peñas Blancas.

5 mil colones es el valor del pasaje  Peñas Blancas- San José que equivale a 244 córdobas.

486 kilómetros es la distancia entre Managua y San José.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus