•  |
  •  |
  • END

Bluefields / RAAS

Más de 3 mil habitantes de la comunidad de Tasbapounie, ubicada al noreste de Laguna de Perlas, Región Autónoma del Atlántico Sur, viven momentos de angustia, luego que sicarios al servicio de narcotraficantes internacionales masacraran, el sábado, a tres indígenas que cuidaban una finca donde, supuestamente, algunos nativos asaltaron a unos individuos que transportaban un cargamento de cocaína y dólares.

Dos vecinos de Tasbapounie que acopiaban cocos en la finca de Jacinto Felipe Hayman, ubicada a orillas del mar Caribe --al sur de esa comunidad--, confirmaron a las autoridades que al mediodía del sábado llegó una panga negra de la que descendieron seis individuos armados hasta los dientes --vestidos de negro y con los rostros cubiertos por pasamontañas--, que sin mediar palabras asesinaron a machetazos a Andrea Panting, Alfredo Velásquez y Daniel Clarens.

Antecedentes

“Informes de Inteligencia indican que, el 20 de noviembre, una panga tripulada por narcotraficantes llegó a la finca de Jacinto Hayman, donde solicitaron apoyo de unos comunitarios para comprar gasolina, pero éstos, en lugar de auxiliarlos, les robaron la panga, un bulto de cocaína y una gran cantidad de dólares”, informó el capitán de navío Francisco Vallejos, jefe del Distrito Naval del Atlántico.

Vallejos recordó que a fines de noviembre el señor Hayman fue capturado por una patrulla cuando caminaba a la orilla del mar (Caribe) con una maleta que contenía 190 mil dólares, que supuestamente fueron requisados por comunitarios de la zona a los narcos el 20 de noviembre.

Cunde el pánico

Varios habitantes de Tasbapounie que omitieron sus nombres por razones obvias, expresaron su temor ante el anuncio de más pasadas de cuentas por sicarios que supuestamente proceden de Honduras, y buscan recuperar droga y dólares, además de escarmentar a los osados nativos que los despojaron de su embarcación y de su mercancía.

Otros nativos dijeron que pedirán a la Fuerza Naval que los proteja y aumente la vigilancia en la zona de Tasbapounie, los Cayos Perlas y la desembocadura de Río Grande de Matagalpa. “Incluso hay quienes quieren irse lejos”, comentó un vecino asustado.

Un oficial de Inteligencia Policial que participa en las investigaciones, reveló a EL NUEVO DIARIO que la panga robada supuestamente está escondida en unos manglares cerca de la península de Set Net, y los sicarios catrachos que masacraron a los tres indígenas podrían estar ocultos en Sandy Bay Sirpy.

La actividad de los traficantes de droga se ha intensificado en la zona, y el capitán de navío Francisco Vallejos --al reunirse con dirigentes comunitarios de Tasbapounie--, les dio a conocer que recientemente unos capos heridos se refugiaron cerca de los Cayos Perlas, y algunos habitantes de esa comunidad fueron a curarlos.

Ante este planteamiento, la dirigente comunitaria Karen Martin dijo que no conocía sobre la actividad de los narcos, y declaró que estaba dispuesta a denunciar cualquier intento de la mafia de crear una red en Tasbapounie.

Contradicción

Consultamos al abogado César Gómez Cabrera, defensor de Jacinto Felipe Hayman, quien respondió: “No conozco a esa persona, mi cliente responde al nombre de Félix Natael Mendoza, lo puedo demostrar con documentos.”
Gómez también negó que su defendido conozca a los tres indígenas masacrados en la finca del señor que para las autoridades se llama Jacinto Hayman, y para el abogado Félix Mendoza, contradiciéndose con varios vecinos del lugar que aseguran que los nativos asesinados tenían casi cinco años de trabajarle al detenido.

En relación con la procedencia de los 190 mil dólares incautados al dueño de la finca por las autoridades, Gómez dijo que en determinado momento se referirá a ese caso.