•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El mediodía de ayer no fue suficiente para que las autoridades del Consulado de Costa Rica en Managua atendieran a todos los nicaragüenses que llegaron a solicitar visa para retornar a ese país a ocupar sus puestos de trabajo, principalmente.

“En esta temporada nos hemos dado cuenta de que el flujo de nicaragüenses que deciden viajar a Costa Rica es mayor que en otras ocasiones”, señaló Carolina Rodríguez, consejera de prensa del Consulado costarricense, cuya sede central está ubicada a 50 metros del costado sur de la Universidad Centroamericana, UCA.

A las 12:40 pm, hora en que dejaron entrar al edificio a uno de los últimos grupos de solicitantes de visa, la fila aún se extendía aproximadamente 300 metros, hasta las afueras del Hotel Seminole.

20 mil en dos semanas

Rodríguez indicó que entre el 22 de diciembre del 2014 y el 3 de enero del 2015, el Consulado de Costa Rica en Nicaragua, tanto en su sede central en Managua como en su sede en Chinandega, ha atendido a más de 20,000 nicaragüenses que buscan visa para entrar a ese país y que solo a 470 se les ha negado el beneficio.

“Además, desde que se dio la reapertura del Consulado (en sus nuevas instalaciones), que fue el 11 de diciembre del 2013, a la fecha se han dado 200 mil visas”, agregó y recordó que según declaraciones que dio a finales de noviembre pasado el embajador costarricense, Javier Sancho Bonilla, el flujo de nicaragüenses a Costa Rica ha crecido en un 22%.

Apuntó que la visa es negada cuando se determina que la persona solicitante ha permanecido en Costa Rica de manera ilegal, es decir más tiempo del permitido por la ley de Migración y Extranjería de ese país. En ese sentido, Rodríguez subrayó que desde el pasado 8 de septiembre la visa costarricense tiene vigencia por 90 días.

Desorden en la fila

Pese a que una vez adentro el trámite es rápido, porque el tiempo en ventanilla para la revisión de documentos y visado es de aproximadamente dos minutos, afuera muchos se quejan de que la fila no es respetada y los agentes policiales presentes en la entrada no ponen orden sobre dicha situación.

En tanto, nicaragüenses que ayer estaban en busca de la visa de doble tránsito porque su destino es Panamá, reaccionaron muy molestos al conocer que el número otorgado cada día es muy limitado. “Si no tienen capacidad para atender a tantas personas, no deberían aceptar el pago en los bancos”, expresó Gregorio Delgado, quien estaba haciendo fila desde la tarde del domingo.

Rodríguez explicó al respecto que la visa de doble tránsito conlleva un trámite que dura más de 24 horas, por lo que en los días feriados recién pasados se vieron obligados a entregar menos. Ello ha provocado que decenas de personas de Managua y otros puntos del país duerman en las afueras del Consulado, para guardar sus cupos en la fila.

Más turistas

Por su parte, la Dirección General de Migración y Extranjería, DGME, dio a conocer que en 2014 hubo un incremento del 4% en el flujo migratorio a nuestro país en comparación con el 2013. Según los datos oficiales, 4.5 millones de personas pisaron suelo nicaragüense, la mayoría de ellos extranjeros.

“El mayor flujo se registró en Peñas Blancas con un 33%, otro 25% en el aeropuerto (internacional Augusto C. Sandino), un 30% en los puestos del norte y el restante en los puestos pequeños de las regiones especiales”, apuntó el subdirector de la DGME, comandante de regimiento Martín Jarquín López.

De acuerdo a datos del flujo registrado en el aeropuerto, el 35% procedía del norte del país y otro 35% del sur, mientras que un 25% venía de países de Europa y Estados Unidos. Del 5% restante no brindó detalles.

Donde hubo una disminución del 7%, dijo Jarquín López, fue en la emisión de pasaportes, pues los que se han emitido desde el 2009 tienen una vigencia de 10 años. Añadió que de los 251,000 servicios que la DGME brindó en 2014, el 80% correspondió a la emisión de pasaportes.