•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El precio de los combustibles en Nicaragua podría rozar los C$20 por cada litro en aproximadamente mes y medio, si se mantiene el precio internacional del barril del petróleo de Texas, WTI --de referencia para el país-- en US$50.04, tal y como cerró ayer en la Bolsa de Valores de Nueva York.

“Debería de estar en C$20 (por litro) en mes y medio”, precisó el gerente de país de la empresa energética IC Power, César Zamora.

Pese a que el precio del barril del WTI terminó el año pasado con una reducción de 50.3%, desde su máximo anual registrado en 2014, el 20 de junio, cuando llegó a los US$107.26, los precios de los derivados del crudo en el país no se corresponden.

Debido a la sobreproducción de crudo en los países exportadores, el WTI terminó el 2014 con un precio de US$53.27, su peor rendimiento desde el 2009 cuando el barril de crudo bajó hasta los US$50.97, según estadísticas de mercado.

La reducción local

Durante semanas, Nicaragua ha experimentado reducciones en el precio de los hidrocarburos y en la actualidad es el tercer país de Centroamérica con los costos más altos de los combustibles, según datos del Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central, CCHAC.

El litro de la gasolina súper se cotiza en el mercado nacional a un promedio de C$24.51, mientras que la regular y el diesel, el pasado fin de semana, descendieron a C$22.91 y C$21.89, respectivamente.

“Tenemos dos problemas: que el mercado es pequeño, pero esos son los barriles, y el otro es el alto nivel de impuesto que tienen los combustibles… para el primero de febrero deberían estar (los precios más bajos) si se mantiene el precio de US$50 el barril”, enfatizó Zamora.

Pese al descenso, el costo de los combustibles en Nicaragua sigue siendo más alto que en 2009, cuando el precio del barril de petróleo tenía casi el mismo valor.

Por ejemplo, en la actualidad el precio del barril de petróleo es de US$50.04 y el litro de gasolina súper cuesta C$24.51 (US$0.92 al cambio actual), pero en 2009 cuando el crudo se cotizaba a US$50.97, la gasolina súper valía C$14.56 por litro (US$0.73 al cambio de la época).

Es decir que en la actualidad los nicaragüenses pagan aproximadamente US$0.19 más que en 2009 por el mismo litro de gasolina súper y con el precio internacional del petróleo en los US$50 por barril.

Precios libres

En Nicaragua los precios de los derivados del petróleo, al igual que en Guatemala, son libres, es decir que no son regulados por el Estado, sino que son establecidos por cada una de las empresas distribuidoras que operan en el país, sujeto a las variaciones en el precio del barril a nivel internacional.

Al precio que paga el consumidor, en el caso de la gasolina súper, se le suma el Impuesto Selectivo de Consumo, ISC, y el Impuesto al Valor Agregado, IVA.

En tanto, a la gasolina regular y al diesel además del ISC y el IVA se le agrega un impuesto que va destinado al Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav.

Mientras, en Costa Rica los precios de la gasolina súper, regular y el diesel son revisados mensualmente, mantienen un precio único a nivel nacional y pagan un impuesto único.

Comparación

Al 27 de diciembre, la gasolina súper se cotizaba en el país a un precio promedio de US$3.60 el galón (unos C$95.68 al cambio oficial de esa fecha), solo superado por Costa Rica (US$4.78) que históricamente ha mantenido los precios más altos en Centroamérica, y Honduras (US$3.90).

“Debería de bajar todavía un poco más, esos son precios todavía de mediados de diciembre, que andaban por US$55 (el barril), ellos tienen todavía esos inventarios, (y) deberían de seguir bajando el próximo mes… no va a bajar mucho más que eso”, puntualizó Zamora.

 

Ente regulador inspecciona bombas

Datos • Entre enero y noviembre pasados, la Dirección de Fiscalización del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, fiscalizó un total de 4,511 pistolas de despacho de 409 estaciones de servicio y determinó que 30 (0.67% de los surtidores) de estos estaban despachando menos combustible.

El ente regulador detectó que esos surtidores de combustibles estaban fuera de la variación máxima permitida, por lo tanto los licenciatarios de esas estaciones enfrentarán un proceso administrativo, según lo dispuesto en las leyes nicaragüenses.

Los expertos del INE han explicado con anterioridad que la variación máxima permitida es de 100 mililitros por cada 20,000 mililitros servidos, el que exceda ese valor puede ser sujeto de multa porque significa que despacha menos crudo.

Las anomalías fueron detectadas a través de los 51 planes operativos que puso en marcha el ente regulador a lo largo de 2014.

El INE, a su vez, examinó 3,880 cilindros en 2,036 puestos de ventas de las cuatro empresas envasadoras de gas licuado que operan en el país, detectando 859 cilindros (22.14%) bajos de peso.