•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las autoridades navales del Caribe Norte suspendieron la tarde del martes los permisos de navegación para las embarcaciones pequeñas, debido al mal tiempo causado por la presencia de fuertes vientos.

Mientras que el Distrito Naval del Pacífico sugirió a pescadores y acopiadores, abstenerse de salir a faenar mientras no se estabilicen las condiciones climáticas.

Las restricciones a la pesca artesanal se produjeron horas después que el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, emitiera una alerta marítima debido al mismo fenómeno.

El jefe del Distrito Naval del Caribe nicaragüense, capitán de navío Pedro Jacinto Olivas, confirmó a El Nuevo Diario la suspensión de los permisos de navegación para lanchas y cayucos, pero dijo que en el caso de las grandes embarcaciones se les está indicando a los capitanes abstenerse de navegar durante la noche, para evitar tragedias como la acontecida el pasado mes, agregó el jefe naval.

“La recomendación es que se abstengan de salir a pescar, porque quien lo haga, lo hará por su propio riesgo”, advirtió por su parte el capitán de navío Gerardo Fornos, jefe del Distrito Naval del litoral Pacífico.

Emiten alerta

Ineter emitió ayer una alerta para la navegación marítima, a causa de los fuertes vientos, capaces de provocar olas de hasta 2.5 metros de altura, indicó la institución.

“Hacemos un llamado a mantener las precauciones para la navegación en nuestros mares del territorio nacional, pues el agua tiene poca resistencia al viento, provocando un oleaje bastante importante”, dijo el director general de Meteorología del Ineter, Marcio Baca.

Los fuertes vientos que predominan en el territorio nacional desde el pasado 2 de enero son causados por un alto sistema de presión marítima que se localiza en el norte del mar Caribe, refiere el informe oficial.

El referido sistema provoca vientos de entre 40 y 45 kilómetros por hora de manera sostenida, poniendo en peligro la navegación de pequeñas y medianas embarcaciones, según la advertencia hecha por las autoridades del Ineter.

El más reciente informe de Ineter, las olas en el Caribe alcanzarán alturas de uno a dos metros y en el Pacífico variarán entre 1.75 y 2.50 metros de altura.

Dañan red eléctrica

Por su parte Jorge Katín, vocero de Disnorte-Dissur, afirmó que 15 mil usuarios del servicio de energía eléctrica han resultado afectados con la interrupción del mismo, como consecuencia de los fuertes vientos.

“La situación sigue siendo difícil. Entre lunes y martes los vientos han derribado 12 postes de madera del tendido eléctrico en Rivas, Matagalpa y Managua”, precisó Katín.

La caída de los postes ha provocado interrupciones del servicio de energía eléctrica, que han oscilado entre 4 y 5 horas en distintos períodos, explicó el portavoz de la empresa Disnorte-Dissur.

 

Daños en el norte y Triángulo Minero

FRANCISCO MENDOZA Y MÁXIMO RUGAMA

ASISTENCIA• La zona del Triángulo Minero que comprende los municipio de Siuna, Rosita y Bonanza, en la Región Autónoma del Caribe Norte, también está sufriendo afectaciones en el servicio de energía eléctrica desde el pasado fin de semana, debido al mal tiempo.

Asimismo, en la norteña ciudad de Matagalpa, los fuertes vientos despegaron el techo de un garaje que funcionaba como taller, lanzado una de las láminas de zinc contra un poste de alumbrado público, pero sin causar víctimas.

En Estelí, los fuertes vientos también han causado estragos, haciendo volar como papeletas el techo de varias casas, poniendo en peligro la vida de los transeúntes y automovilistas, refirieron los Bomberos de la ciudad.

El capitán Oscar Cruz, jefe de la Dirección General de Bomberos en Estelí, informó que la noche del lunes atendieron tres emergencias, por la caída de alambres del tendido eléctrico sobre tres casas.