•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las fuertes ráfagas de vientos que limitan la navegación y provocan daños a las redes de energía eléctrica en varios sectores del país, se mantendrán hasta finales del mes de febrero, aseguró José Milán, asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, en declaraciones a medios oficiales.

Según el experto, el comportamiento del clima está relacionado a una oscilación climática que tiene el nombre de Madden-Julian. “Los fuertes vientos que acompañan a este fenómeno duran 60 días, actualmente se propagan desde el Pacífico oeste hacia el Atlántico”, explicó.

Señaló que aparte de las incomodidades que el fenómeno provoca a la población, el daño más grave es que provoca resequedad en los suelos porque les hace perder la humedad que adquirieron en el invierno, por lo tanto puede traer consigo riesgos de incendios en varias regiones. “Hay que estar atentos con esto”, sugirió.

“Quiero aclarar que esto no es un fenómeno nuevo, es algo cíclico que nos afecta con cierta periodicidad, es una oscilación que se produce cada dos o tres períodos cada 5 años. La última vez que se registraron estos fuertes vientos fue en diciembre 2012 y enero 2013, eso nos permitió determinar que habría Niño en 2014, pues este fenómeno es un indicador”, indicó el experto en cambio climático.

Azota lagos y mares

Las fuertes ráfagas de vientos siguen afectando el transporte acuático entre el puerto de San Jorge y la isla de Ometepe, confirmó el jefe de la Capitanía Naval de San Jorge, teniente de corbeta Léster Vallejos.

Señaló que al ferry “Rey del Cocibolca” que tiene capacidad para 2,000 pasajeros y 24 vehículos livianos, y al ferry Ometepe III, que tiene cabida para 200 usuarios y 8 automóviles, se les canceló zarpes, por seguridad.

“En los otros viajes que realizaron las embarcaciones habían tardado entre 30 y 40 minutos más de lo normal, aunque no tuvieron percances”, informó.

Agregó que “con estas embarcaciones se da respuesta a la demanda de los pasajeros, que en estos días es 1,200 a 1,500 personas diario”.

Sobre la actividad pesquera, Danilo Rosales Pichardo, vicepresidente del Instituto Nicaragüense de la Pesca y la Agricultura, declaró a medios oficiales que tanto en el Pacífico como en el Caribe, desde finales de la semana pasada, la Fuerza Naval “no ha permitido los zarpes a los barcos de pesca y a todas las embarcaciones de pequeña escala”.

Pese a la paralización de la actividad, dijo que los pescadores “no nos han manifestado altas preocupaciones y les pedimos que tengan un poco de paciencia”.