•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Son casi las diez de la mañana. Unas 50 personas hacen fila frente a la puerta de vidrio de la oficina de Servicios Policiales de Plaza El Sol. Una de las empleadas abre y cierra la puerta con llave cada vez que ingresan ciudadanos, que van de tres en tres. La espera

desespera, pero las autoridades mandaron a colocar un toldo para que la gente no se “tueste” bajo los rayos solares.

En la fila está Evert Reyes Chávez, de 23 años y habitante de Montefresco. Su hermana Emelda, le acompaña. Se le ve cansado y desconcertado, y no es para menos, porque en diciembre recién pasado tramitó su récord de policía en la Estación Seis “para buscar trabajo en lo que fuera” y descubrió que lo tiene “manchado”.

Ignora quién y por qué lo acusa. “Pero él viene a dar la cara, porque se siente limpio, y lo raro es que nunca recibió notificación alguna (de la investigación)”, apuntó Emelda, quien al igual que su hermano por primera vez acude a Plaza El Sol, donde este servicio está centralizado.

Al final de la fila está un joven de 20 años. Pide que su identidad permanezca en el anonimato porque teme que sus vecinos, en Carazo, sepan “que su récord está manchado” por un robo con intimidación por el que la Policía lo investigó en 2012, aunque nunca lo detuvieron.

“Yo no he hecho nada y por eso me impresionó cuando me llevaron una cita ‘del puro aire’. Yo me presenté. La persona que me acusó, no. Ahora yo vengo acá a averiguar cómo limpiar mi récord, porque quiero buscar trabajo en el campo o la construcción, y eso me afecta”, apunta el joven.

Tres días

El comisionado César Cuadra Soriano, segundo jefe de la Dirección de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, explicó que para evitar situaciones como las señaladas anteriormente, es recomendable que el ciudadano se presente a la Policía cuando se sabe que hay una investigación, eso aunque no lo citen.

Dijo que se debe indagar bien el estado del problema y pedir la certificación del mismo, para conocer si el caso ya pasó a la Fiscalía o Juzgados, donde igualmente hay que solicitar este documento a fin de tener un soporte que corrobore si prosperó o no, o si hubo o no proceso y si hubo fallo.

Con ese documento en mano y con otros que se requieren, el ciudadano debe visitar la oficina de Servicios Policiales de Plaza El Sol, para pedir la eliminación del antecedente. Luego, al cabo de una semana, cuando tramite la actualización del récord, podrá ver que el delito señalado ya no aparecerá.

Cuadra informó que el trámite de eliminación de antecedentes dura tres días y por el mismo se paga 50 córdobas. Aunque es personal, el ciudadano puede nombrar a un representante legal.

El abogado Ricardo Álvarez reveló que este tipo de servicio puede costar entre C$2,000 y C$3,000, porque hay que hacer toda una investigación para rastrear aquella causa, en la que una persona no fue nunca notificada.

Los requisitos para eliminar antecedentes son: una carta solicitud dirigida al comisionado mayor Jaime Antonio Vanegas, jefe de Asesoría Legal; récord de policía actualizado, certificación de la sentencia donde se ventiló la causa o constancia de la Fiscalía; fotocopia de la cédula de identidad y la minuta de pago de C$50 por el trámite.

No todo se borra

Pero el comisionado Cuadra aclaró que la eliminación de antecedentes solo procede para fines laborales, porque por ejemplo, cuando alguien pide récord de Policía para solicitar una portación de arma, no se le pueden eliminar, porque los mismos constituyen un registro que denota el tipo de personalidad que tiene ese ciudadano.

Y si alguien cometió un asesinato o incurrió en un delito contemplado en la Ley 779, aunque haya cumplido su pena, la solicitud de eliminación del prontuario policial debe ser estudiada detenidamente por Asesoría Legal.

Si por el contrario, la persona solo fue denunciada y nunca fue enjuiciada, antes de eliminar el antecedente se debe analizar si el delito ya prescribió o no.

Las autoridades policiales no dieron datos estadísticos sobre la cantidad de personas que en los primeros 8 días de este año han solicitado que les eliminen antecedentes.


Largas filas para conseguir un récord

DEMANDA • Desde el día cinco de enero,  decenas de pobladores en diferentes estaciones policiales del país hacen filas frente a las oficinas de Servicios Policiales, para solicitar un récord de policía, pedir una portación de armas o renovar licencias de conducir, entre otros.
Ernesto Mendoza, habitante del municipio de San Ramón, señaló que pensaba obtener rápido el récord de policía para buscar un empleo de conductor, pero  que había mucha gente.  
La teniente María Jesús Guzmán, responsable de la oficina de Servicios Policiales de Matagalpa, informó que las solicitudes de récords aumentaron en año nuevo, porque mucha gente busca trabajo, por lo que dispusieron cinco cubículos para atender a la población.  
En Chinandega, una funcionaria de la oficina de Servicios Policiales indicó que están emitiendo unas 300 certificaciones de conducta o récord de policía al día, e igualmente renuevan o emiten unas 50 licencias de conducir.      
La funcionaria dijo que están atendiendo de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, sin cerrar al mediodía, porque la gente  necesita el documento para buscar  empleo en las dos zonas francas ubicadas en los municipios de Chinandega y El Viejo, o en granjas camaroneras y empresas empacadoras de mariscos.  
Franklin Sequeira expresó que pagó 30 córdobas por su certificado de conducta, el cual le entregaron el mismo día, a diferencia de años anteriores cuando esperaba varios días para obtenerlo.