•   El Tránsito, León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Tránsito es una playa ubicada en el municipio de Nagarote, León, que alrededor alberga a un pueblo de pescadores cuya infraestructura turística no está desarrollada. Turistas extranjeros visitan esta costa porque consideran que sus olas son ideales para practicar surf.

El atractivo de las olas condujo a John Harris a conocer el lugar en 2014. Es un estadounidense que dirige una iglesia cristiana en California y funge como presidente de la organización sin fines de lucro Compassion Causes. En su quehacer, Harris ha visitado más de 60 países alrededor del mundo y ha sido testigo de lo que es realmente la pobreza.

Durante su primera visita a El Tránsito, Harris quedó impresionado con la belleza de su playa y del contraste de la misma con la situación socioeconómica de sus pobladores. Para llegar a la playa es necesario atravesar una carretera de tierra, junto a la cual se observan algunas comarcas rurales y sus escuelas.

Misión El Tránsito

“Sabemos que los niños de acá no tienen las mismas oportunidades que nosotros, yo creo que tenemos una vida para vivir y para dar algo más grande que nosotros a los demás”, comentó Harris a El Nuevo Diario. Ha vuelto a El Tránsito acompañado de 50 jóvenes altruistas que asisten a su iglesia.

Su organización Compassion Causes tiene la misión de ayudar a los niños a permanecer en las escuelas, para que puedan recibir una educación que les facilite convertirse en contribuyentes viables de la sociedad, darles una esperanza y un futuro.

Con el apoyo de pobladores de El Tránsito y profesores de las escuelas de la zona, Harris se dio a la tarea de identificar cuáles son las necesidades de 4 pequeños centros de estudio que estan en los alrededores de El Tránsito y comarcas aledañas, para distribuir el trabajo entre los voluntarios que vinieron con él. Además, con anterioridad, trajeron donaciones de útiles escolares, deportivos y juguetes, entre otras cosas.

Reparan y juegan

Erick José Medina Mayorga es profesor y responsable de la Escuela Sendero de Fraternidad, ubicada en la comarca El Tamborcito. “Ellos vinieron a hacernos una visita con el objetivo de apoyar en lo que es la infraestructura y a divertirse con los niños en varias actividades, durante 4 días”, explicó a El Nuevo Diario, que acompañó a Compassion Causes en su recorrido por un día.

“Vimos las diferentes necesidades del colegio. Estamos reparando lo que es la división del salón, porque es multiuso. El edificio está adecuado de primero a sexto grado, el preescolar está improvisado. Ellos van a apoyar haciendo una división más adecuada, para que no estemos perturbados” añadió Medina.

[Te interesa: Galería de fotos: A favor de la niñez]

Benjamin Jones, uno de los jóvenes voluntarios, se encontraba reparando una puerta de la escuela. Al preguntarle que le motivaba a colaborar de esa manera, dijo: “Si yo tengo algunas habilidades, ¿por qué no compartirlas con otras personas? Comparto mi conocimiento con la esperanza de poder alentar a otras personas, porque todos podemos hacerlo. Creo firmemente que nosotros viajemos por el mundo y ayudemos a la gente, independientemente de quienes seamos. Estoy acá para compartir el amor”.

Algunas madres de familia se encontraban observando la labor de los extranjeros y cómo estos compartían un rato ameno con sus niños, porque mientras un grupo reparaba la infraestructura, otros practicaban deportes y enseñaban a hacer manualidades y a colorear. En general, ellas expresaron su gratitud por lo ocurrido, ya que antes, nadie se les había aproximado de esta manera.

La Escuela San Pablo fue otra de las beneficiadas. María Alejandra Roa Contreras funge como su responsable y opinó: “Aquí es una comunidad de bajos recursos y es muy importante que ellos estén presentes… Nosotros, los nicaragüenses, necesitamos relacionarnos con gente de otros lugares para intercambiar ideas. Ellos han trabajado con los niños haciendo juegos y manualidades, como maestra he aprendido de ellos”.

Mientras tanto, en El Tránsito Centro de Artes, ETCA, que es una organización fundada por la extranjera Julie Sim, enseña a las mujeres a trabajar en confección de productos para tener otra fuente de ingresos. Asimismo posee una biblioteca local para los niños, los voluntarios se congregaban para planificar su labor, armar juguetes para donar y almacenar tablas de surf, con las que enseñan a los niños sobre ese deporte.

Que crezcan

La misión no acaba con las reparaciones realizadas y las donaciones entregadas. “Queremos crear una transformación sostenible, no solo dar, sino enseñar a los niños y entrenarlos para abrirles grandes oportunidades de trabajo, al aprender algunas habilidades”, explicó Harris.

Entre los programas por desarrollar en las escuelas, “queremos enseñarles beisbol, basquetbol, futbol y surf para que crezcan físicamente, emocionalmente y espiritualmente”, destacó.

La enseñanza del surf

Profesionales de los deportes extremos llegaron en la misión de Compassion Causes, con la intención de facilitar los recursos para que los jóvenes de El Tránsito puedan aprender y practicar surf.

Con el apoyo de Stuardo Torres, surfista establecido en Nicaragua, la intención es motivar a los niños a ir a sus escuelas, a cambio de enseñarles el deporte y facilitarles los recursos. Además, con el dominio del surf, puedan enseñar a otras personas y atraer a más turistas con eventos para obtener ingresos.

Tom Gilles, profesional de 39 años, expresó: “Es mi segunda vez en El Tránsito, me despertó el interés que los niños de acá tienen una de las playas más hermosas de clase mundial y con grandes olas, pero les hace falta el material… Pensamos cómo podíamos recolectar tablas donadas y usarlas para entrenar a los niños de manera adecuada”.

50 VOLUNTARIOS de Compassion Causes llegaron en la misión.

4 CENTROS de estudio fueron beneficiados con la visita.

Alegría, motivación y conocimientos compartieron los voluntarios de Compassion Causes con los niños de las escuelas de El Tránsito en 4 días de labor, para fomentar su educación académica.

"Los niños de acá no tienen las mismas oportuni-dades que nosotros y queremos crear una transfor-mación sostenible”. John Harris,
Presidente de Compassion Causes.